Moda,  Turismo

Carlos Casares, La moda sale a la calle – 3ra. Entrega

Desfile CC octubre 2014

Domingo 26 de octubre, 7 AM. Si bien pedí a conserjería que me despertara, la ansiedad le ganó al sueño. Miro por la ventana cómo hace instantes descargaron vallas metálicas apiladas sobre la vereda mientras que la calle de la Muni está atravesada por un móvil de la guardia urbana  que quedará allí todo el día. Creo que a partir de esa imagen cobré noción de lo que estaba por suceder a la tarde.

Después de desayunar, todo comienza a cobrar vida. La prueba de vestidos a las reinas puede llegar a ser un caos pero gracias a la permanente asistencia de Marcela Castro y Kari se convierte  en una experiencia maravillosa. Risas, chistes e ironías se suceden sin solución de continuidad: “Qué feas que son las reinas!!!! Nosotras somos lo más!!! Jajajaja Pobres!!! Dejémosla que ellas pasen los vestidos así se hacen la ilusión!!!! Jajajajaaj.

Ahora prueba de pasarela. Una y otra vez el ensayo; alrededor, hombres y mujeres que van y vienen; el DJ probando música; las chicas de la comisión colgando los banners mientras que un grupo de chicos que no superan los 8 años eran mi más fiel jurado ya que ante cada pasada de las chicas, aprobaba con un aplauso cerrado si lo hacían bien. Y lo sorprendente era que jamás se equivocaron en su veredicto.

Breve descanso para almorzar. Ahora es el turno de peluqueras y maquilladoras. Al hotel a tomar una ducha y, una vez más, vestirse con las mejoras galas para la ocasión.

Al regresar, no puedo creer la organización que generaron este grupo de mujeres dentro de la Minicipalidad. Era similar a cualquier mega desfile de cualquier parte del mundo. Desde allí se proyectaba una pasarela que continuaba hasta la plaza. Por dentro del edificio, sectores perfectamente delimitados para todas las casas participantes. Hombres, mujeres y niños moviéndose al compás de una melodía armónica, sin entorpecer el trabajo del otro. Cada tanto, Majo dictaba una orden que era acatada con absoluto respeto, tanto Kari como Marce atentas a cualquier pedido que yo generara.

La pasarela recibe a unas niñas que minutos antes pasaron a mi lado. Ante mi asombro, al ritmo de música árabe demostraban sus dotes de bailarinas con un profesionalismo inusitado. Luego, comenzó la sucesión de propuestas de moda donde cada casa mostraría su impronta. Me llevaron hasta donde estaba Walter Trochio –Intendente de Carlos Casares- y su mujer, Andrea Grobocopatel. Compartí con ellos un rato del evento mientras confirmé, sin habérmelo propuesto, lo agradables que son.  Me lo habían adelantado pero lo que más me llamó la atención es que todos ponderan su gestión, no importando el partido político.

Me vieneron a buscar porque ya iba a ser la pasada de Jorge de la Cruz. Anunciaron mi nombre a los casarenses reunidos en la plaza quienes me recibieron con un aplauso cerrado. De aquí en más, sumado al desfile con un breve reportaje que  le hice a Marce Bidini, lo sentí como un festival para el alma.

Sentí la alegría de la gente, sentí lo agradecida de la gente, sentí el disfrute de la gente. Sentí que la unión es posible si hay respeto, sentí que hay crecimiento si hay unión.

También, confirmé algo que siempre sostuve. La moda no es algo frívolo. En esta ocasión fue el disparador para que aflorara en un pueblo lo mejor de cada uno y, a su vez, que cada uno sumara sus esfuerzos pensando en el bien del otro.

La moda salió a la calle y, con ella, el espíritu de un pueblo.

Marcela Fittipaldi

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.