Madres multitasking

unnamed

Por Lic. Dina Laufer  (MN: 47037), Psicóloga clínica especialista en Familia.

Algunos consideran que el Día de la Madre fue creado comercialmente, por los floristas, los fabricantes de zapatos o los vendedores de tarjetas, pero la historia nos demuestra que ya en la cultura egipcia existía este festejo.

Pero aunque así fuera, que tenga un tinte comercial, no nos quita la posibilidad de agradecer, agasajar, reflexionar y valorar a la madre que tenemos o tuvimos.

Son infinitas las cosas que una madre hace por sus hijos día a día. Las que somos madres sabemos las millones de tareas que nos ocupamos, y más aún las que estamos atravesadas por este paradigma de la modernidad, donde nuestro rol implica, “ser buena ama de casa”, “buena esposa”, “buena madre”, “buena en su trabajo”, etc. Somos mamás que ampliamos nuestras responsabilidades en la casa, en el trabajo y en nuestros roles sociales.

Cada vez más, adquirimos más roles y nos hacemos cargo de mayor cantidad de tareas, en las que aspiramos a ser muy buenas y en las que muchas veces nos encontramos haciendo más de una cosa a la vez. A esta característica se la llama Madres Multitasking: en palabras sencillas sería realizar varias tareas al mismo tiempo. ¿Hay alguna madre que no se sienta identificada con este adjetivo?.

Buscamos a los chicos del colegio, mientras lo llevamos a futbol, contestamos un mail de trabajo, hacemos la compra del super por Internet y organizamos la cena.

Pero todo esto no es sin costo, muchas veces el estrés que tenemos es altísimo. Y como no podemos cumplir con todo lo que queremos, nos sentimos un poco culposas ya que no estamos alcanzando con nuestra expectativa de rol.

Algunas sugerencias que te pueden ayudar a manejar el estrés:

  • Pedir ayuda, evitar ponernos en el lugar omnipotente en el que podemos con todo.
  • Busca que tu pareja también se involucre en las tareas de la casa.
  • Soluciona de a una cosa por vez.
  • Priorizar tiempos de descanso y de disfrute social con la pareja y con amigos.

 

Tanto las madres de ayer como las de hoy, fueron y son un pilar fundamental en el desarrollo de los hijos.

 

Hoy como madre, ayer y hoy como hija, gracias por darnos tanto e incondicionalmente. Existe un refrán que dice, “Madre hay una sola”, Isabel Allende agrega “Hay una sola madre, porque no toleraríamos dos veces su pérdida”.

 

¡Feliz día para las que son madres y feliz día para las que lo serán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *