Dolores de cabeza, ¿cómo solucionarlos sin medicamentos?

unnamed (5)

A causa del estrés, un sueño deficiente o de los genes, los dolores de cabeza están presentes en la vida de muchas personas. Es posible normalizarlos con ajustes quiroprácticos.

 

Dolores de cabeza, ¿cómo solucionarlos sin medicamentos?

 

Para la quiropraxia la clave de la salud radica en una columna vertebral correctamente alineada. Cuando hay subluxaciones vertebrales en alguna vértebra, se generan dolores de cabeza de variada intensidad. La quiropraxia tiene en sus manos la concreta solución para estas afecciones que, según estudios recientes, padecen el 90% de los argentinos.

 

 

En sentido estricto, la cefalea crónica es una de las causas más comunes de dolor, que interfieren con la capacidad de disfrutar de actividades sociales y que disminuyen la calidad de vida. Se estima que el 15% de los adultos padecen migrañas crónicas o fuertes dolores de cabeza. Un ejemplo mejor: en una habitación donde haya seis personas, es probable que al menos una esté tomando aspirina, paracetamol o algo más fuerte.

 

Pero, ¿son los medicamentos la mejor manera de tratar el dolor de cabeza? Las personas que padecen dolores de cabeza gastan miles de millones cada año en la compra de medicamentos sin receta y en analgésicos recetados para el alivio del dolor. Sin embargo, estos fármacos pueden provocar aún más dolor. Los antiinflamatorios, un tipo de medicamentos de uso común que incluye analgésicos, se han asociado con efectos secundarios que van desde las úlceras de estómago y hemorragias a la disminución de la función renal y hepática o la muerte.

 

Y, sin embargo, muchas personas siguen dependiendo de las pastillas después de conseguir un alivio temporal que, en el mejor de los casos, enmascara el problema y se olvida de los riesgos. ¿No es momento ya de tener un poco más de alivio y mucho menos riesgo?

 

¿Un problema de nervios?
A través de los años, han surgido varias teorías sobre el origen de los dolores de cabeza. Sabemos que hay muchos factores desencadenantes. Humos tóxicos, el humo del cigarrillo y la ingestión de ciertos alimentos, probablemente son los que más dolores de cabeza provocan. Sin embargo, la causa o causas exactas aún se desconocen. Hasta hace pocos años, los investigadores creían que el dolor de cabeza estaba causado por una contracción muscular en la cara, el cuello y el cuero cabelludo, como consecuencia de una emoción fuerte, tensión o estrés. Sin embargo, estudios más recientes niegan esta teoría. Ahora se cree más que el dolor de cabeza puede ser el resultado de cambios en ciertos elementos químicos cerebrales (serotonina, endorfinas y muchos otros productos químicos, incluyendo el óxido nítrico), que ayudan a la “comunicación” del sistema nervioso. Estos cambios químicos y la posterior intervención de la transmisión nerviosa se cree que inflaman las vías de dolor del cerebro y que perturban su capacidad de eliminar el dolor.

 

Quiropraxia: la solución sin medicamentos.
Los medicamentos sin receta y los analgésicos intentan ocultar o disminuir los síntomas sólo a través de la circulación sanguínea o del sistema circulatorio. Pero, la quiropraxia profundiza más en las causas de los síntomas. Según la Anatomía de Gray [el conocido manual de medicina], el sistema nervioso es el sistema fundamental “en el cuerpo, el control y la coordinación de todos los demás sistemas: el respiratorio, el inmunológico e incluso el circulatorio”.

 

Si sufre dolores de cabeza frecuentes, dígaselo a su quiropráctico. Tiene la responsabilidad de localizar y corregir partes de la columna vertebral en caso de que una o varias vértebras puedan haber experimentado una pérdida de su funcionalidad, presionando o irritando de alguna forma los nervios de la columna. Esta irritación interfiere con las señales, o “comunicaciones”, que viajan por los nervios y pueden comprometer la salud de todos los sistemas del cuerpo. El tratamiento quiropráctico, en forma de “ajustes” específicos de la columna vertebral afecta positivamente al sistema nervioso y mejora la capacidad del propio cuerpo para sanarse. Los ajustes quiroprácticos ayudan a restablecer la función normal de las articulaciones en la columna vertebral, con el fin de aliviar la presión sobre los nervios y la pérdida de flujo nervioso.

 

La evidencia científica sugiere que la quiropraxia es un sistema eficaz, una respuesta natural para el dolor de cabeza. De hecho, en un amplio estudio de 1995, que compara varias semanas de medicación con varias semanas de atención quiropráctica, el 82% de los pacientes que recibieron medicación presentaron efectos secundarios, incluyendo somnolencia, aumento de peso y sequedad de boca.

 

Problemas relacionados con el corazón y glaucoma también se asociaron con la medicación, mientras que los pacientes tratados con quiropraxia no tuvieron efectos secundarios. Después de cuatro semanas de tratamiento, los pacientes que tomaban medicamentos comenzaron a tener de nuevo dolores de cabeza, mientras que el grupo de los que fueron tratados con quiropraxia continuó mejorando de su dolor de cabeza y tenía niveles más altos de energía en comparación con el grupo de los medicados. Cuando los huesos de la columna vertebral pierden su posición normal, los nervios más sensibles y los vasos sanguíneos de la cabeza son los que corren más peligro de inflamación. Cuando estos delicados tejidos se estiran o se irritan, pueden producirse ciertos tipos de dolores de cabeza. Si bien la aspirina u otros medicamentos pueden encubrir los síntomas, no corrigen realmente la causa del dolor de cabeza. Esta es la razón por la que muchas personas han encontrado alivio de los dolores de cabeza continuos a través de la atención quiropráctica.

 

Más información en www.laclinicadelacolumna.com

 

“La Clínica de la Columna”, con sus 3 sucursales que funcionan en CABA, en el barrio de Recoleta (Av. Las Heras 2305, esquina Av. Pueyrredón); en Benavidez (General Perón 6233, ex Avenida De los Constituyentes 6233) y en La Plata (Calle 36 número 911 (entre 13 y 14) – son los centros de atención al público de la Fundación Quiropraxia para Todos.

 

 

unnamed (6)

 

 

 

INFORMACIÓN EXTRA – Las 10 razones para elegir la quiropraxia:

 

1)       Una columna correctamente alineada y sin subluxaciones vertebrales es fundamental para un estado generalizado de salud.

 

2)       El enfoque principal de la Quiropraxia está en la prevención y el cuidado de una columna como un hábito cotidiano y natural por lo que todo ser humano debe chequear su columna con regularidad desde el nacimiento.

 

3)       El sistema nervioso central (SNC) es el órgano que controla y coordina el funcionamiento de todo el cuerpo. Cuando hay alguna interferencia en el SNC, se produce el mal funcionamiento de un órgano, tejido o célula lo que provoca diversos síntomas y afecciones. Suelen ser los más comunes el cansancio, dolores en general, mareos, vértigo y enfermedades. Pero, pueden manifestarse también en cualquier otra parte del cuerpo que habitualmente no se relacionaría con la correcta alineación de la columna.

 

4)       Cuando ocurren desalineaciones de las vértebras de la columna se producen las “Subluxaciones vertebrales”. La quiropraxia las define como la desalineación de alguna de las vértebras de la columna que interrumpen o disminuyen el flujo del impulso del sistema nervioso.

 

5)       La quiropraxia tiene un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios. La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aun más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida.

 

6)       Las causas que producen las subluxaciones vertebrales son variadas; pero la más habitual el estrés. Para la quiropraxia existen 3 tipos de estrés: Químico, Físico y Emocional. El químico resulta de una mala alimentación, consumo de tabaco, alcohol, drogas, contaminación ambiental y otros factores del entorno. Generalmente produce una reacción no satisfactoria en el cuerpo lo que libera radicales libres, producto del envejecimiento temprano de las células y órganos. Por su parte, el estrés físico está directamente relacionado con las actividades diarias del cuerpo. Largas horas frente a la computadora o al televisor, posturas incorrectas que se toman mientras se duerme, golpes, alta demanda de la capacidad corporal, accidentes y movimientos bruscos son algunos de los factores que pueden desencadenarlo. Finalmente, el tercer tipo de estrés y que se estima afecta a casi el 95% de la población, es el estrés emocional: conflictos laborales, sociales, de pareja, climáticos, económicos; diverso, universal y silencioso como sus pares, es el que más consecuencias ocasiona al no tener un factor determinante que lo manifieste en el organismo.

 

7)       El cuerpo humano es una máquina perfecta y como tal, tiene la capacidad innata de autoregenerse, autoregularse y crear sus propios pasos para la posterior sanación. La medicina tradicional suele enfocarse en síntomas aislados y tratar la zona afectada en exclusividad. La quiropraxia, por el contrario, busca en la desalineación de la columna las causas que originaron una determinada enfermedad o afección y al corregir esa subluxación vertebral; el cuerpo sólo será capaz de tomarse el tiempo y formas necesarias para su recuperación, sin necesidad de intervención extra.

 

8)       La clave para un estado generalizado y saludable del organismo y mantenerlo en el tiempo está en educar a la persona y hacerla conciente de que el cuidado quiropráctico es permanente, ya que las subluxaciones siempre van a estar presentes en la existencia y pueden afectar de modos diferentes.

 

9)       La primera subluxación vertebral suele ocurrir en el momento del parto, ya sea que el nacimiento se produzca por parto normal o por cesárea. La gran presión que se ejerce sobre la columna cervical del bebé (aproximadamente 30 Kg.) suele producir, justamente, la primera subluxación vertebral. Esta fuerza aplicada a las cabezas y los cuellos de los recién nacidos provoca que el Atlas (primera vértebra cervical), el Axis (la segunda vértebra cervical) o ambas queden fuera de lugar y afecten el normal crecimiento y desarrollo del niño.

 

10)   Las subluxaciones pueden estar “dormidas” por años y luego se manifiestan en forma repentina. Por eso es vital que el cuidado quiropráctico sea permanente desde el nacimiento, ya sea preventivo o correctivo, tener la columna correctamente alineada y una salud plena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *