Cocina

Tarta de queso fresco desnatado y ciruelas

650_1000_quarkkuchen2

Ingredientes para un molde de unos 24 cm de diámetro

  • Para la tarta: 5 huevos, 110 g de azúcar, 1 cucharadita de azúcar vainillado, 1 pizca de sal, 750 g de queso fresco batido desnatado, 400-500 g de ciruelas.
  • Para la base: 220 g de galletas, 100 g de mantequilla, 2-3 cucharadas de queso fresco o yogur.

Es preferible escurrir el líquido que podamos del queso. Para ello disponer una tela de algodón fino sobre un colador encima de un recipiente adecuado y volcar en ella el queso. Dejar reposar como mínimo 1-2 horas, removiendo de vez en cuando.

Precalentar el horno a 165ºC y preparar un molde redondo desmontable engrasándolo bien. Triturar las galletas usando una picadora o colocándolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo. Fundir la mantequilla y mezclar con las galletas.

Añadir queso fresco o yogur según sea necesario para conseguir una consistencia moldeable, no muy húmeda. Cubrir el fondo del molde, apretando bien con las manos. Reservar en la nevera.

Colocar los huevos con el azúcar, el azúcar vainillado y la sal en un recipiente grande. Batir con batidora de varillas durante unos 3-5 minutos, hasta que haya espesado bien y subido su volumen. Agregar el queso fresco batido desnatado, desechando el líquido que haya soltado. Mezclar con una espátula siguiendo movimientos envolventes.

Trocear las ciruelas en piezas del tamaño que se prefiera y añadir a la masa. Verter sobre el molde preparado, distribuyendo bien la masa de forma homogénea. Hornear a media altura durante una 1 hora, aproximadamente. Girar con suavidad a mitad de la cocción. Al pinchar con un palillo tiene que salir prácticamente limpio.

Despegar con cuidado la parte superior del molde usando un cuchillo o una espátula fina y dejar enfriar completamente antes de desmoldar. Guardar en la nevera durante al menos 1 hora antes de servir.

Tarta de queso fresco desnatado y ciruelas. Receta de postre

Tiempo de elaboración | 90 minutos
Dificultad | Media

Degustación

Esta tarta de queso fresco desnatado con ciruelas está mucho más rica si se deja reposar bien en la nevera para que se asienten los sabores y resulte más agradable al paladar. Es un postre veraniego estupendo, fresco y ligero pero saciante.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.