Actualidad

Obama y su traje de la discordia

th_46398cf30159afb56d31e9963a4ea8b8_0011037398

EFE).- Los conflictos en Irak, Siria y Ucrania pasaron a un segundo plano en la primera rueda de prensa de Obama en la Casa Blanca, a su vuelta de las vacaciones: laelección de su traje, un modelo beis, fue el detonante de miles de comentarios de reputadoscolumnistas y anónimos.

“¿Quién le dio a Obama ese traje viejo de ir a la iglesia sacado del armario de mi padre?”, escribió el periodista del Washington Post Wesley Lowery, en su perfil oficial de Twitter.

“El ser humano es un ser de hábitos, también en la estética”, considera el catedrático Antonio Lucas Marín

Le secundaron otros compañeros de profesión que pusieron en duda la conveniencia de un traje cuyo color beis restaba “seriedad” a una relevante comparecencia, en la que Obama trató los temas más acuciantes para su país en política exterior.

Obama, con el famoso traje beis. EFE/MICHAEL REYNOLDS

“El ser humano es un ser de hábitos, también en laestética, así que, cuando algo cambia en su rutina, suele incurrir en polémicas, en este caso absurdas”, explica a Efe Estilo el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Lucas Marín, quien ve “intrascendente” centrar el debate “en un traje”.

“Para que la innovación sea bien acogida, es necesario que exista un clima de favorabilidad”, considera Antoni Gutiérrez-Rubí

Otro experto, el asesor de comunicación y consultor político Antoni Gutiérrez-Rubí, considera que, efectivamente, el traje no fue una buena elección, ya que “desdibujó su imagen de solvencia presidencial”, considera.

Obama es un innovador del lenguaje y de la comunicación. Lo que sucede es que para que las innovaciones sean percibidas como positivas, el clima de favorabilidad es muy importante; en este caso innovó, pero no tenía el margen de credibilidad (política) necesaria para que su innovación (formal) fuera bien valorada”, dice .

Algunos consideraron la tonalidad clara del traje “inadecuada” para tratar temas serios

Periodistas, estilistas y expertos en comunicación política, sin embargo, han canalizado su opinión sobre el ya famoso traje, para algunos “inadecuado” por su tonalidad clara, a través de Twitter, donde han despotricado sobre la idoneidad de su informal diseño.

“El presidente Obama ha llegado para vendernos un seguro contra tornados”, se mofaba el periodista Jared Keller en Twitter; “Obama promete derrotar al que le haya confeccionado ese traje”, consideró por su parte Josh Barro, periodista del New York Times.

Opiniones para todos los gustos

“Todavía no se ha inventado el traje que le quede mal a Obama”, dijo un internauta

En la inmensidad opinativa del universo Twitter, también surgieron voces a favor, como la que esgrimió la experta en moda Robin Givhan, quien aseguró que el color del “tan ‘suite’” de Obama, como se llamó al famoso diseño, sí era “apropiado” para el verano.

“Todavía no se ha inventado el traje que le quede mal a Obama”, defendía un internauta anónimo en la red social, la palestra pública en la que todo el mundo parece tener una opinión sobre todo.

“La estética dice quiénes somos y dónde estamos”

Sin embargo, los temas que se etiquetan en Twitter y consiguen cierto ruido entre sus seguidores suelen centrarse “en la anécdota, en cuestiones muchas veces frívolas; lareflexión no tiene cabida en una plataforma donde la rapidez es la tónica”, dice Lucas Marín.

La estética, y más en la política, es importante, porque a través de ella decimos “quiénes somos y dónde estamos”, asegura el experto.

“Sólo llevaré trajes grises y azules”

Obama también ha dejado claro que es libre para elegir sus propios atuendos, aunque en una entrevista para Vanity Fair, fechada en 2012, afirmase que sólo llevaría “trajes grises y azules”.

Las mujeres que ostentan el poder se ven sometidas, a diario, a un vehemente escrutinio estilístico

“Lo que ha dicho el presidente, sin palabras, es que puede ir como le dé la gana”, piensa Lucas Marín, “y hace bien”, considera.

A Antoni Gutiérrez-Rubí, sin embargo, le parece “raro” que el presidente haya descuidado su imagen en una ocasión tan importante. “Puede ser un síntoma de pérdida de control yeficacia política, o el deterioro de su eficacia comunicativa y la de su equipo”, explica.

El escrutinio estilístico a políticos y personas en el poder es más vehemente entre las féminas, cuyos estilismos se observan con una lupa de más aumento que la que enfoca susdiscursos.

Tal es el caso de la Reina de España, Letizia, o de políticas como Hillary Clinton o Angela Merkel, juzgadas con maledicencia en muchas ocasiones, por su apariencia física o por su vestuario. EFE

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.