Salud

A casi 120 años de su creación, la quiropraxia se consolida en la Argentina

image001

 

El próximo jueves 18 de septiembre se cumplen 119 años de la creación -por parte del Doctor David Palmer en 1895, en Estados Unidos- de la quiropraxia. Este método de cuidado preventivo de salud, que tiene a la columna vertebral como principal centro de atención, crece exponencialmente año tras año en cantidad de adeptos y familias que optan por cuidar y preservar su salud con un enfoque natural e integral.

La Fundación Quiropraxia para Todos (FQPT) – organización sin fines de lucro, creada con el fin de desarrollar la Quiropraxia en la Argentina como profesión de la salud separada y distinta – es la institución que lidera esta tendencia y registra un crecimiento exponencial desde los últimos 3 años, momento de su creación.

Desde sus centros de atención al público “La Clínica de la Columna” -con 3 sucursales que funcionan en CABA, en el barrio de Recoleta (Av. Las Heras 2305, esquina Av. Pueyrredón); en Benavidez (General Perón 6233, ex Avenida De los Constituyentes 6233) y en La Plata (Calle 36 número 911 (entre 13 y 14) – son representativas las cifras y estadísticas que marcan el aumento en esta práctica de salud.

“Se registra un 700 por ciento de aumento en consultas y visitas en los 3 centros de atención La Clinica de la Columna durante estos 3 años de actividad. Se atienden más de 2700 personas por mes, de las cuales el 80 por ciento pregunta por dolores de cabeza, molestias en el ciático, la espalda o hernias de disco”, explica el Doctor en Quiropraxia Diego Mellino (*) quien preside la Fundación Quiropraxia para Todos. “Este suele ser el primer acercamiento que tienen con la quiropraxia. Luego, con el conocimiento de esta profesión y sus múltiples beneficios para la salud, la adoptan como un cuidado permanente”.

La quiropraxia toma un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios. La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aun más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida.

LA EDUCACIÓN – EL EJE DE LA PROFESIÓN

 El aspecto académico es un eje fundamental de la Fundación Quiropraxia para Todos, donde ya es posible, desde agosto del 2013, cursar la Diplomatura en Quiropraxia, según la recomienda y estipula la OMS (organización Mundial de la Salud), lo que representa un avance único dentro del campo de salud en la Argentina.

“Si bien aún hay que seguir trabajando en la difusión masiva de la quiropraxia en el país, se ha incrementado en los últimos años, el número de profesionales que deciden especializarse en esta carrera y también el número de personas que toman conocimiento, prueban y eligen chequear con regularidad su columna como forma de prevenir, mantener y cuidar la salud integral. Cuando abrimos la clínica en el país, sabíamos que íbamos a crecer porque la quiropraxia es una profesión con mucho potencial pero no imaginábamos tener una respuesta tan rápida de la gente que la elige y la recomienda”.

“El principal objetivo de la Diplomatura es formar profesionales quiroprácticos de máxima excelencia, capaces de brindar a la comunidad un servicio quiropráctico de altísima calidad para ayudar y educar a la población sobre una nueva visión y un nuevo paradigma en el cuidado natural de la salud, en el desarrollo del potencial innato del individuo y en el bienestar integral del ser humano – este es el paso previo a la creación de la primera Universidad de Quiropraxia del país y de esta manera, poder dictar la carrera de Quiropraxia como profesión separada y distinta con el fin de lograr legalizar y darle un marco profesional a la Quiropraxia en la República Argentina.

Como dijeron Thomas Edison y Deepak Chopra: “Los Quiroprácticos serán los doctores del futuro” expresa Mellino.

 

Más información en www.laclinicadelacolumna.com

 

Las 10 razones para conocer y elegir la quiropraxia:

1)       Una columna correctamente alineada y sin subluxaciones vertebrales es fundamental para un estado generalizado de salud.

2)       El enfoque principal de la Quiropraxia está en la prevención y el cuidado de una columna como un hábito cotidiano y natural por lo que todo ser humano debe chequear su columna con regularidad desde el nacimiento.

3)       El sistema nervioso central (SNC) es el órgano que controla y coordina el funcionamiento de todo el cuerpo. Cuando hay alguna interferencia en el SNC, se produce el mal funcionamiento de un órgano, tejido o célula lo que provoca diversos síntomas y afecciones. Suelen ser los más comunes el cansancio, dolores en general, mareos, vértigo y enfermedades. Pero, pueden manifestarse también en cualquier otra parte del cuerpo que habitualmente no se relacionaría con la correcta alineación de la columna.

 

4)       Cuando ocurren desalineaciones de las vértebras de la columna se producen las “Subluxaciones vertebrales”. La quiropraxia las define como la desalineación de alguna de las vértebras de la columna que interrumpen o disminuyen el flujo del impulso del sistema nervioso.

5)       La quiropraxia tiene un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios. La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aun más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida.

6)       Las causas que producen las subluxaciones vertebrales son variadas; pero la más habitual el estrés. Para la quiropraxia existen 3 tipos de estrés: Químico, Físico y Emocional. El químico resulta de una mala alimentación, consumo de tabaco, alcohol, drogas, contaminación ambiental y otros factores del entorno. Generalmente produce una reacción no satisfactoria en el cuerpo lo que libera radicales libres, producto del envejecimiento temprano de las células y órganos. Por su parte, el estrés físico está directamente relacionado con las actividades diarias del cuerpo. Largas horas frente a la computadora o al televisor, posturas incorrectas que se toman mientras se duerme, golpes, alta demanda de la capacidad corporal, accidentes y movimientos bruscos son algunos de los factores que pueden desencadenarlo. Finalmente, el tercer tipo de estrés y que se estima afecta a casi el 95% de la población, es el estrés emocional: conflictos laborales, sociales, de pareja, climáticos, económicos; diverso, universal y silencioso como sus pares, es el que más consecuencias ocasiona al no tener un factor determinante que lo manifieste en el organismo.

7)       El cuerpo humano es una máquina perfecta y como tal, tiene la capacidad innata de autoregenerse, autoregularse y crear sus propios pasos para la posterior sanación. La medicina tradicional suele enfocarse en síntomas aislados y tratar la zona afectada en exclusividad. La quiropraxia, por el contrario, busca en la desalineación de la columna las causas que originaron una determinada enfermedad o afección y al corregir esa subluxación vertebral; el cuerpo sólo será capaz de tomarse el tiempo y formas necesarias para su recuperación, sin necesidad de intervención extra.

8)       La clave para un estado generalizado y saludable del organismo y mantenerlo en el tiempo está en educar a la persona y hacerla conciente de que el cuidado quiropráctico es permanente, ya que las subluxaciones siempre van a estar presentes en la existencia y pueden afectar de modos diferentes.

9)       La primera subluxación vertebral suele ocurrir en el momento del parto, ya sea que el nacimiento se produzca por parto normal o por cesárea. La gran presión que se ejerce sobre la columna cervical del bebé (aproximadamente 30 Kg.) suele producir, justamente, la primera subluxación vertebral. Esta fuerza aplicada a las cabezas y los cuellos de los recién nacidos provoca que el Atlas (primera vértebra cervical), el Axis (la segunda vértebra cervical) o ambas queden fuera de lugar y afecten el normal crecimiento y desarrollo del niño.

10)   Las subluxaciones pueden estar “dormidas” por años y luego se manifiestan en forma repentina. Por eso es vital que el cuidado quiropráctico sea permanente desde el nacimiento, ya sea preventivo o correctivo, tener la columna correctamente alineada y una salud plena.

 

(*) Doctor en Quiropraxia Diego Mellino – Graduado con honores en la Universidad de Life, en Atlanta Georgia EE.UU.Miembro de la AEQ (Asociación Española de Quiropráctica), miembro de la junta de directores de la IFCO (International Federation of Chiropractors and Organizations), ex presidente de la AQA (Asociación Quiropráctica Argentina – Director general de LA CLINICA DE LA COLUMNA y Fundador y Presidente de la Fundación Quiropraxia para todos (FQPT).

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.