Salud

Una vida saludable desde chicos los convertirá en adultos sanos

Mes del Día del Niño
Promovamos un estilo de vida saludable para nuestros chicos, porque niños saludables serán adultos sanos que conformarán familias y comunidades saludables.
En el mes del Día del Niño, desde la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) queremos festejarlo de la mejor manera, cuidando a nuestros chicos y educándolos en la adopción de hábitos saludables.
Actualmente, el sobrepeso y la obesidad es una de las mayores problemáticas a las que deben enfrentarse los niños y adolescentes, tanto en nuestro país como en todo el mundo occidental. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), dentro de América Latina Argentina es uno de los países con  mayor porcentaje de obesidad infantil en niños menores de 5 años, con una tasa de prevalencia del 7,3% (según datos del año 2010). Por su parte, la Encuesta de Salud Escolar del Ministerio de Salud de la Nación, realizada en 2012, arroja que en nuestro país el sobrepeso entre los chicos de 13 y 15 años creció del 24,5 al 28,6%, mientras que la obesidad lo hizo en un 1,5% más que hace cinco años.
Es importante tener en cuenta que las causas más comunes que favorecen la obesidad infantil se encuentra asociadas al sedentarismo y particularmente al consumo de comida industrializada, rica en grasas, azúcares, sodio, y baja en nutrientes, siendo la obesidad uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
Sabemos que el estilo de vida actual, también es responsable de que nuestros niños y adolescentes se vean expuestos a numerosas situaciones en donde llevar una adecuada alimentación y practicar actividad física diariamente, resulte un poco más difícil. Por eso, queremos darles algunos consejos que pueden ser de gran ayuda:
·      Brindar a los chicos la posibilidad de tener opciones de comida más saludable tanto en los recreos del colegio, en los cumpleaños o en las colaciones en casa. Si los niños tienen a su alcance frutas, cereales, sandwiches de pan integral con verduras grilladas y carnes magras, yogures de bajo contenido graso, jugos naturales y agua en lugar de gaseosas, es difícil que se nieguen a comerlos. La clave está en que se sientan familiarizados con la comida. Hay que recordar que para que los chicos elijan alimentos saludables fuera de casa, tienen que haberlos comido y elegido dentro de ella.
·      Los clásicos snacks no deben estar del todo prohibidos, pero deben dejarse para ocasiones puntuales y en cantidades moderadas.
·      ¡Es divertido jugar sin la compu! Qué bueno sería que los padres se hagan tiempo para hacer actividad física con sus hijos. Tomarse, al menos, 30 o 45 minutos por día para jugar con ellos. Fomentarles los juegos en la plaza, andar en bicicleta, correr, saltar, jugar a la mancha. Todo vale cuando de mantenerse activos se trata. 
·      Pactemos con ellos un determinado tiempo de tele y compu por día.  Acá tampoco se tata de prohibir, sino de moderar. 
Los niños deben ser educados y criados en una ambiente en donde el estilo de vida saludable sea un hábito. Es importante que desde pequeños estén familiarizados con este concepto y adopten una alimentación sana y equilibrada, consuman diariamente frutas y verduras, y realicen actividad física periódicamente, disminuyendo  la cantidad de horas frente a la televisión y la computadora. Asimismo, debemos explicarles, sobre todo a través de nuestro ejemplo, cuáles son los hábitos que perjudican su salud, como el tabaquismo y el sedentarismo, para que puedan hacer elecciones saludables a lo largo de su vida.
Educar con el ejemplo es la única manera de asegurarnos que nuestros hijos lleven una vida sana. Ese es el regalo más importante que podemos hacerles.
¡Feliz día y feliz vida para todos los niños! 
Algunas cifras que te ayudarán a entender por qué el ejemplo empieza en la familia:
          La gran mayoría de los consumidores de tabaco a nivel mundial comenzaron cuando eran adolescentes. Si los padres de un niño fuman, éste tienen 3 veces más probabilidades de fumar.
          Los niños con sobrepeso y obesos son propensos a permanecer en esta condición durante la adultez y tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades como la diabetes y otras enfermedades cardiovasculares a una edad más temprana.
          El hábito de realizar actividad física adquirido desde la infancia continúa en la edad adulta, lo que contribuye a la disminución del riesgo del niño de padecer enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular en el futuro.
–          Debemos fomentar una alimentación sana, actividad física y la prohibición del consumo de tabaco, ya que niños saludables se convertirán en adultos sanos.
Contacto de Prensa: Fundación Cardiológica Argentina – Lic. Gabriela Rodriguez Moran – 011-4961-6520/11-4928-4470

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.