Actualidad

Al filo del arte

La firma estadounidense William Henry lanza una serie de exclusivas navajas masculinas con personalidad y artesanía: diversos artistas graban a mano su filo y empuñadura.

Es recurso manido decir que una pieza se convierte en atípico lienzo, pero es el caso. Sobre el filo y la empuñadura 12 artistas del grabado tatúan filigranas en las exclusivas navajas de la firma estadounidense William Henry. Su nicho de negocio está bien definido: accesorios masculinos con personalidad y artesanía, donde dos ya son multitud. Piezas únicas en definitiva. Joyas, clips para billetes, llaveros, complementos para jugar al golf, gemelos… y navajas (entre 127 y 182 mm abiertas).

A modo de ejemplo de la impecable factura sirve la B30 Horimono. Con paciencia y horas de trabajo el maestro belga Gert Mathys ha grabado el mango que tiene incrustaciones de oro; brillan diamantes en tornillos del mecanismo de apertura y cierre; la hoja está forjada en el llamado acero Damasco, que en la Edad Media se utilizaba para la fabricación de espadas. El precio es tan afilado como la propia hoja: 11.000 euros aprox. Entre las últimas creaciones de la casa se halla una curiosa navaja colgante, Morpheus: se presenta enganchada a una correa de cuero para llevarla al cuello como un accesorio. Cerrada, claro.

Más información. www.williamhenry.com

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.