Salud

Mitos y verdades sobre las lentes de contacto

En los últimos años, el uso de lentes de contacto se ha vuelto un hábito común entre las personas mayores a 13 años. Su uso puede corregir gran cantidad de defectos visuales refractivos, desde la miopía hasta el astigmatismo, la presbicia y la hipermetropía. Sin embargo, algunos afirman que nunca los han utilizado porque desconocen si pueden o ignoran sus beneficios y riesgos.
Carmen Emilia Ferraris, Jefa del Departamento Técnico de la Clínica de Ojos Kaufer, asegura que “los lentes de contacto permiten una amplia agudeza visual y una visión periférica superior a las proporcionadas por los anteojos. Existen de distintas formas y materiales, rígidos o blandos, y a su vez pueden ser de uso diario, semanal, mensual, de acuerdo al interés y a la tolerancia del paciente”:
Asimismo, Ferraris asevera que un lente de contacto bien adaptado no causa daños en la visión, pero es aconsejable acudir al oftalmólogo para controles periódicos y tomar algunas precauciones tales como:
  • Lavado de manos previo a su colocación y extracción.
  • Mantener los ojos lubricados si fuera necesario.
  • No frotar los ojos excesivamente.
  • No dormir con lentes puestos, excepto que sean de uso prolongado.

Mitos acerca del uso de lentes de contacto:
  • “No me irán bien”.  FALSO.  Casi todo el mundo puede usarlas. Antes de adquirirlas, se realiza una prueba para evaluar la tolerancia y el confort del ojo al lente.
  • No son cómodas”. FALSO. Los últimos avances técnicos y los nuevos materiales, más hidratables y con mayor paso de oxígeno, hacen que sean cómodas para la gran mayoría de los pacientes.
  • Su mantenimiento lleva mucho tiempo”. FALSO. Depende del tipo de lente y de su uso, pero con los productos específicos que existen actualmente es un proceso rápido y fácil.
  • No se logrará una visión  tan nítida como con anteojos”. FALSO.  Al estar más cerca del ojo, la lente puede aportar una mejor perspectiva y corrección para los vicios de refracción.
  • Son complicadas a la hora de colocarlas y quitarlas”. FALSO. Con un poco de práctica, su uso se vuelve muy fácil. En pocos segundos, se pueden colocar.
  • Me perjudicará la visión después de un tiempo de uso”. FALSO. Actualmente, todas las lentes del mercado son de excelente calidad. 

 

La Clínica de Ojos Kaufer continúa brindando recomendaciones para cuidar la salud ocular de toda la comunidad y preservarla de las diferentes patologías que atentan contra su calidad de visión. Bajo el concepto de que cada mirada es única y constituye un fiel reflejo de la esencia humana, un staff médico integrado por profesionales de vasta trayectoria en su especialidad y tecnología de avanzada, asegura un tratamiento de excelencia.
Acerca de:
Bajo la dirección del prestigioso Dr. Robert A. Kaufer, la clínica oftalmológica con más de 30 años de trayectoria brinda calidad humana de atención, eficiencia y confiabilidad médica a nivel internacional. Sus servicios comprenden la atención de pacientes para la especialidades de Oftalmología Clínica (adultos y pediátricos, gabinete de baja visión) y Oftalmología Quirúrgica (Catarata, Retina y Vítreo, Párpados, Órbita y Vías lagrimales/Ojo Seco, Estrabismo, Glaucoma, Hipermetropía, Astigmatismo, Miopía, Transplante de Córnea, Neuroftalmología). Ubicada en Martínez, Buenos Aires, la CLÍNICA DE OJOS KAUFER constituye hoy un centro oftalmológico líder en Latinoamérica, reconocido y consultado por pacientes y laboratorios de todo el mundo.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.