Cocina

Madeleines de almendra

Una buena madeleine tiene que tener sabor a buena mantequilla, una capa dorada y ligeramente crujiente por fuera, y una miga muy esponjosa y suave. La almendra molida mezclada con la harina ayuda a crear una textura y un sabor fantásticos

Ingredientes para 10 madeleines

  • 75 g de mantequilla sin sal, 2 huevos L, 80 g de azúcar, 50 g de harina de repostería, 50 g de almendra molida, 1 pizca de sal, 1/4 cucharadita de levadura química, 1/4 cucharadita de esencia de vainilla.

Derretir la mantequilla y dejar enfriar un poco. Disponer los huevos en un cuenco y batirlos ligeramente. Añadir el azúcar, la vainilla y la sal y batir usando una batidora de varillas, hasta que quede esponjoso. Incorporar la harina, la almendra molida y la levadura química, y batir un poco más.

Agregar por último la mantequilla derretida y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Tapar con film y dejar reposar en la nevera como mínimo 30 minutos. Precalentar el horno a 180ºC y engrasar con mantequilla una bandeja con moldes de madeleines.
Repartir la masa llenando casi hasta arriba los huecos. Hornear durante unos 8-10 minutos, hasta que se hayan dorado por encima y al pincharlas con un palillo salgan limpias. Esperar un par de minutos,desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
Receta de madeleines de almendra. Pasos
Tiempo de elaboración | 20 minutos más el reposo
Dificultad | Fácil

Degustación

Las madeleines de almendra son estupendas para servir con el café después de comer o como merienda, ya que acompañan muy bien infusiones o un vaso de leche. Por supuesto, también se pueden disfrutar en el desayuno, aunque para mí son una delicia más apropiada para darse un capricho a lo largo del día.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.