Actualidad

La dama de la Fórmula 1

Al mando. La británica Williams, 37 años, en el paddock de Montmeló ante uno de los monoplazas de la escudería Williams Martini que pilotan Felipe Massa y Valtteri Botas.


Vicepresidenta y jefa ejecutiva de la escudería que fundó su padre, Claire Williams es conocida como la primera dama de la F1. Tras un catastrófico 2013, ya ha logrado afianzarse en el top ten con los pilotos Felipe Massa y Valtteri Bottas. Su nuevo sponsor, Martini.
Claire Williams está sentada en un taburete alto, estira la pierna alzando el taconazo y le dice a su piloto: «Si tienes problemas, te los presto: son un arma mortífera», sus zapatos. Risas. Miss Williams es la primera dama de la Fórmula 1, título heredado de su madre, lady Virginia Williams, fallecida hace apenas un año; es hija de sir Frank Williams, fundador en 1969 de la escudería que lleva su nombre, y vicepresidenta y jefa ejecutiva del negocio desde hace poco más de un año. El piloto es el brasileño Felipe Massa, que se estrena en el Williams Martini Racing, el equipo, uno de los cuatro grandes de la F1, que además de pilotos (Massa y Valtteri Bottas) estrena motores y pintura; lo primero lo ha puesto Mercedes, lo segundo son las míticas rayas rojas y azul pastel de Martini, un legendario triunfador en las carreras.
Cuentan las supersticiones que con estas rayas los coches corren mejor. Nos recibe recién aterrizada en Barcelona, horas antes de la quinta carrera, el Gran Premio de España, celebrado en Montmeló. Dicen que es el test de la temporada: si allí vas bien (Bottas acabó quinto y Massa decimotercero), el año será bueno. Llegaban sextos en la clasificación por equipos, tras un 2013 catastrófico y haberse jugado todos los cuartos por este 2014: pilotos, técnicos, motores, carrocería. Dos carreras después, Gran Premio de Mónaco y de Canadá, la escudería conserva esa sexta posición. En la casificación general sus pilotos ocupan la octava (Bottas) y la undécima (Massa). Claire está convencida: volverán los días de gloria para la escudería. Tan convencida está que convence. Su inglés es de academia (nació, creció y vive en la Real Vecindad de Windsor, 7 de julio de 1976), sus ojos verde de ágata y su dentadura de blanco anuncio. Solo le falla el chicle, que masca y enseña…
PREGUNTA. Ha heredado de su madre el título de primera dama de la Fórmula 1, según asegura la prensa británica. ¿Qué tal le sienta? RESPUESTA. No suelo pensar en este tipo de cosas, no lo necesito; y de todos modos, yo no diría que soy la primera dama de la F1, en absoluto. Simplemente hago mi trabajo lo mejor que puedo y adoro a mi equipo, que lo siento como parte importante de mi familia.
P. Han estrenado en 2014 equipo técnico, motores, carrocería, pilotos y sponsor. ¿Cuáles son sus expectativas? R. Mantenemos la misma aspiración que al principio de temporada, que es estar al menos en el top ten, una ambición considerable teniendo en cuenta los resultados de 2013, por eso hemos empeñado tanto esfuerzo. De momento vamos sextos en el campeonato y esperamos mejorar posiciones.
P. Le cito: «A mayor presupuesto, mejor coche de carreras». ¿Cómo es el coche que llevan o el presupuesto que han conseguido tras firmar con Martini como sponsor? Se habla de una aportación de 40 millones de euros. R. Me gustaría matizar esa cita: tener 200 millones de libras no significa necesariamente que vayas a tener el coche más rápido, puedes tener 100 millones y hacerlo mejor y ganar, si además del dinero cuentas con el equipo adecuado y eres capaz de ir conquistando posiciones. Los presupuestos de las escuderías son muy dispares, van desde esos 200 millones de las grandes a unos 80 aproximadamente de las pequeñas, y luego hay un montón de equipos en un nivel medio, como el nuestro. La clave está en cómo se invierte ese presupuesto. Sé que haber conseguido la sponsorización de Martini no es solo una cuestión monetaria, sino un estímulo: es todo un icono de la F1 y estoy convencida de que nos ayudará a recuperar la posición que solíamos tener.
P. De hecho, fue usted personalmente quien consiguió el patrocinio de Martini, como jefa de marketing e inversiones. ¿Está orgullosa de su logro? R. Bueno, el patrocinio no es algo que uno consiga a título personal, es siempre una labor de equipo y empresa. Y sí, claro, es fantástico: estrenarnos este año en el paddock de Australia como Williams Martini Racing fue un orgullo añadido.
En la imagen, Williams, quien ha heredado de su madre el título de primera dama de la Fórmula 1.

En la imagen, Williams, quien ha heredado de su madre el título de primera dama de la Fórmula 1.
P. El pasado año fue su primera temporada como vicepresidenta y jefa ejecutiva y terminó con resultados catastróficos. ¿Cuántos comentarios molestos tuvo que escuchar por su condición femenina? R. No, me hice cargo del puesto cuando el equipo ya estaba formado y por tanto no fui objeto de las críticas. Al contrario, mi trabajo ha sido reconocido por haber impulsado los cambios necesarios para esta temporada; son cosas que llevan su tiempo, que necesitan preparación y que no se pueden hacer con la temporada empezada. Mi preocupación es este año, no lo que debiera haber ocurrido el pasado.
P. ¿Qué aporta una mujer a la tan masculina Fórmula 1? R. Mucho, y de hecho hay muchísimas mujeres trabajando detrás de la escena, aunque la gente no sea consciente. Hoy la Fórmula 1 no es un mundo masculino, lo era hace 20 años, pero ahora, al menos en Williams, no importa si eres mujer u hombre para estar en nuestro equipo técnico o ejecutivo. Incluso, fíjate, este es uno de los pocos deportes que no separa a sus corredores por sexo: la mujer puede competir en pista con los hombres, cosa que en el fútbol, por ejemplo, es impensable. No, realmente el género no es una cuestión importante en la F1.
P. Miss Williams, ¿fue usted la elegida para suceder a su padre o es que no tiene hermanos varones? R. Sí tengo hermanos, uno mayor que también trabaja en Williams y otro menor que está en la industria musical. Pero no fue una decisión de mi padre, él no tuvo que elegir entre mi hermano y yo, sino que nuestras responsabilidades en la compañía eran muy diferentes. Cada uno se sentía muy cómodo en su puesto y al final yo fui nombrada para este cargo y él continúa encantado en la administración técnica.
P. Se refiere a su infancia como mágica, ¿qué la hizo así? R. El maravilloso entorno en el que crecí: siempre he adorado los coches, las carreras y poder jugar en un circuito de verdad… Yo creo que desde que nací me gustaron las carreras: es muy difícil no enamorarse de la F1 si naces en una familia como la mía.
P. ¿Adoraba los coches por encima de las muñecas? R. Jugaba con muñecas y hacía las cosas propias de una niña de mi edad, pero a la vez, la F1 era una parte esencial de la vida familiar. Ninguno de los tres hermanos fuimos educados para trabajar en Williams, no fuimos predestinados por nuestra formación, pero era inevitable.
P. Estudió usted en un internado de monjas católicas y tenía un temor que le atenazaba… ¿Puede contar cuál era? R. Sí, recibir la llamada de la vocación. Las monjas nos decían que debíamos estar atentas en nuestros rezos porque Dios vendría a llamar a sus elegidas, así que lo que yo hacía era no rezar, no fuera a ser que viniera a por mí [risas]. Pero no creas que el internado era un lugar terrible, nada de eso, era un sitio adorable y tengo un recuerdo fantástico de aquel tiempo.
P. ¿Tenía usted alguna otra vocación? ¿Sabía entonces qué le gustaría ser de mayor? R.Absolutamente, quería casarme y tener hijos, ser madre y esposa [más risas].
P. ¿Por qué estudió Políticas, en lugar de graduarse en Comunicación, que ha sido a lo que se ha dedicado? R. Precisamente porque no tenía una vocación clara y la política siempre me ha interesado, como a mi padre. Además, entonces la carrera de Comunicación no tenía nada que ver con lo que ahora es.
P. De todos modos, supongo que habrá tenido en su padre a su mejor maestro. ¿Qué ha aprendido de él? R. Su capacidad de trabajo durante 45 años que le ha llevado a donde está. No tuvo una vida fácil, sus orígenes son modestos, y tuvo que pelear muchísimo. Lo hizo con determinación. Esa ha sido su mejor lección para mí.
P. Su madre escribió un libro contando su vida con sir Frank Williams después del accidente que postró a su padre en la silla de ruedas. ¿Cómo vivió usted aquella tragedia?R. Lo recuerdo clarísimamente, tenía 9 años. Mi madre luchó mucho por su recuperación, tuvo un gran valor e incluso se enfrentó a los médicos, que en un primer momento lo hubieran dejado morir. El accidente fue una prueba de su unión. Es una suerte para nosotros que siempre hayan estado juntos. Ella estuvo seis años escribiendo el libro sin que nadie lo supiera.
P. Miss Williams, ¿qué significa esa mariposa que ha añadido al logo de la escudería? R.Era el amuleto de la suerte de mi madre y se lo había tatuado en la muñeca, a la edad de 60 y para horror de mi padre. Las mariposas representan su vitalidad, así que después de su fallecimiento lo incluimos en la imagen de la escudería para recordar todo el ímpetu que ella le ha dado a esta casa [se emociona]. Mi madre fue una pieza fundamental para el equipo, su opinión era esencial a la hora de elegir a los pilotos y, se lo pidieran o no, ella siempre opinaba, y acertaba.
P. Ha confesado antes que su vocación de niña era ser esposa y madre. ¿Ha convencido ya a su novio para casarse, como se disponía a hacer hace unos meses? R. No, he cambiado de novio, que es mejor aún; mucho mejor [risas].
P. Claire, ¿está convencida de que volverán los días de gloria a la escudería Williams? R.En F1 hay que ir paso a paso, las cosas no se consiguen en un día, pero hemos progresado mucho con respecto al año pasado, vamos mucho mejor. Y sí, estoy convencida, y no cejaré hasta conseguirlo.
P. ¿Es usted tan tenaz siempre y para todo? R. Sí, y sobre todo soy muy competitiva, tienes que serlo si eliges formar parte de este mundo de la F1. Es una forma de compromiso.
P. Dígame para terminar… R. Oh, no, estoy viendo desde aquí en tu papel lo que vas a preguntarme para terminar…
P. Y, ¿es verdad? R. Sí, lo es: soy absolutamente incapaz de conducir mi coche marcha atrás e incluso soy malísima aparcando, pero es que aprendí a conducir en el campo y entonces… Realmente solo se me da bien conducir en línea recta, sí, ahí soy buenísima [risas].

1. María Teresa de Filippis.

Otras históricas de la F1

1. MARÍA TERESA DE FILIPPIS. Italia, 1926. La napolitana fue la primera mujer presente en una carrera de Fórmula 1. Intentó disputar cinco grandes premios, se clasificó en tres y acabó décima el de Bélgica de 1958.
2. LELLA LOMBARDI. Italia, 1941-1992. Debutó en Gran Bretaña en 1974 y disputó 17 grandes premios. Forma parte del automovilismo como la primera mujer que consiguió puntuar en uno.
3. DIVINA GALICA. Gran Bretaña, 1944. Fue esquiadora olímpica antes que piloto. Llegó a la F1 en1976. Compitió en tres carreras para los equipos Surtess y Hesketh Racing, pero no se clasificó.
4. DESIRE WILSON. Sudáfrica, 1953. Debutó en la F1 con un Williams-Ford en el Gran Premio de Gran Bretaña de 1980. No consiguió marcar un tiempo suficiente para clasificarse para la carrera.
5. ALESSANDRA CENICOLA. Italia, 1983. Ingeniera de la escudería Ferrari, está a cargo de las producciones de los alerones delantero y trasero del mítico monoplaza de Fórmula 1.
6. MARÍA DE VILLOTA. España, 1980 -2013. Fue la primera mujer de nuestro país piloto de F1. Su salto a la categoría reina del motor lo dio de la mano de Marussia convirtiéndose en probadora de la escudería.
7. SUSIE WOLFF. Gran Bretaña, 1982. La escocesa forma parte de la escudería de Fórmula 1 Williams. En 2012 se convirtió en piloto de pruebas pero el equipo ahora le ha dado más peso en el desarrollo del monoplaza.
8. MONISHA KALTENBORN. India, 1971. El año 2012 fue nombrada jefe de equipo de la escudería de Fórmula 1 Sauber. Es la primera mujer en la historia que asume este cargo.
Más información. www.williamsf1.com

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.