Autos

De apellido siciliano

A medio camino entre un cabrio y un cupé, la última generación del 911 Targa combina la tecnología más vanguardista con la línea clásica de su predecesor. Ya está a la venta en España. Su precio: desde 125.000 euros.
Por Marco Antonio Martín
En 1965, en recuerdo de sus nueve victorias en la histórica carrera Targa Florio, celebrada de forma ininterrumpida en Sicilia entre 1906 y 1977 a excepción de dos parones ocurridos por las dos guerras mundiales, Porsche presentó el 911 Targa. El que fuera sustituto del 356 integraba un arco antivuelco de acero pulido y techo central desmontable en la estructura de su carrocería. Así se conseguía una protección adicional para los pasajeros respecto a los cabrios o descapotables tradicionales. La luneta trasera se realizó en PVC enrollable, aunque posteriormente se cambió por otra fija de vidrio. El techo central de lona se quitaba a mano y se tenía que guardar en el maletero o en el garaje. El motor del primer Targa era también un seis cilindros bóxer, pero de dos litros de cubicaje y 130 CV de potencia. Ahora, el nuevo modelo, presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS) el pasado enero y que ya está a la venta en España, ofrece más de 350 CV y es el primero que combina el clásico concepto Targa con una tecnología vanguardista para el techo.
Como el legendario automóvil de finales de los 60, el nuevo vehículo lleva la característica barra ancha en el lugar del pilar central, una sección de techo escamoteable por encima de los asientos delanteros y una ventanilla trasera envolvente. Pero, a diferencia de los modelos clásicos, el techo del nuevo Targa puede abrirse y cerrarse, con el coche parado, en 20 segundos, con solo pulsar un botón. Cuando esto ocurre, el techo automático almacena la capota por detrás de los asientos posteriores, ofreciendo una imagen del vehículo absolutamente espectacular. Dos amplios elementos de magnesio tensan la capota de tela. Visto de perfil, muestra la silueta inconfundible del 911 original. Además, la luna trasera calefactable está fabricada con un cristal de seguridad.
Esta nueva generación está disponible en dos modelos (4 y 4S), ambos con tracción a las cuatro ruedas PTM (Porsche Traction Management), que forma parte del equipamiento de serie y que garantiza un comportamiento dinámico óptimo en todas las superficies y en cualquier tipo de condiciones meteorológicas. Por un lado, el 911 Targa 4 está propulsado por un motor bóxer de 3,4 litros que desarrolla 350 CV y cuesta 125.973 euros. Opcionalmente, puede equiparse con la caja de cambios de doble embrague automáticoPorsche Doppelkupplung (PDK) y con el paquete Sport Chrono, que permiten una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 282 km/h (el precio de esta versión es de 129.977 euros). Sus cifras de consumo medio están entre 8,7 y 9,5 l/100 km, dependiendo de la transmisión, lo que se corresponde con unas emisiones de CO2 de entre 204 y 223 g/km. Por otro, el modelo más potente, el 911 Targa 4S (142.806 euros), es capaz de alcanzar una velocidad de 294 km/h gracias a sus 400 CV de potencia y su cilindrada de 3,8 litros. En caso de incluir el cambio automático PDK y el paquete Sport Chrono (lo que eleva el precio hasta los 146.810 euros), acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanza una velocidad de 297 km/h. Su consumo medio varía de 9,2 a 10 litros por cada 100 km, lo que equivale a unos niveles de CO2 de 214 a 237 g/km. Estos datos dejan al nuevo Targa al mismo nivel que el 911 Carrera 4 Cabriolet en términos de motor y prestaciones, así como de eficiencia. Además, tanto el 4 como el 4S cumplen la normativa Euro 6 sobre emisiones.
 
Semicabrio. 1. Con el coche parado, con solo apretar un botón, se puede quitar el techo situado encima de los pasajeros de las plazas delanteras.
Gracias a estas características, el nuevo 911 Targa se presenta como el resurgir del modelo clásico de 1965. Además de lo relativo a la cilindrada, el actual lanzamiento tiene mucho en común con el 911 Carrera 4 Cabriolet: la línea de las ventanillas, la tecnología y la carrocería de ambos vehículos es más o menos la misma. La combinación de una trasera ancha –típica de los coches con cuatro ruedas motrices–, con la barra Targa y la luneta posterior en forma de cúpula proporcionan al último 911 un aspecto extremadamente deportivo y un perfil de altura baja.
El interior tiene la disposición clásica y el equipamiento de un deportivo de grandes prestaciones. Nada distrae la atención y no existen detalles superfluos: todo está orientado al conductor y a la conducción. Los materiales son de alta calidad. El aro del volante, los tiradores de las puertas, los reposabrazos y las secciones de los asientos son de cuero. Además de los cuatro colores de serie (negro, gris platino, beis Luxor y azul Yate), Porsche ofrece otras posibilidades de personalización con tapicerías bitono, especiales o combinadas con materiales como carbono, aluminio o madera.

 

Ficha técnica. Targa 4S

Motor: gasolina, 3.800 cm3. Alimentación: 6 cilindros bóxer, 4 válvulas por cilindro. Potencia máxima (CV/rpm): 400/7.400. Transmisión: tracción total. Caja de cambios:manual/secuencial de 7 velocidades. Dimensiones (largo/ancho/alto): 4,491/1,852/1,291 m.Precio: 142.806 euros (146.810 euros con sistema PDK).
Más información. www.porsche.com
http://fueradeserie.expansion.com/2014/06/25/motor/1403695634.html
 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.