Tecnología,  Turismo

Reloj al fresco

Duomo. Vista nocturna de la catedral de Florencia, Santa Maria del Fiore

Renacentista. Situado en la fachada interior de la catedral, fue pintado por el cuatrocentista Paolo Uccello

Itálico. El reloj, de 1433, divide el día en 24 horas y la última corresponde al momento del ocaso.

Restauración. Dos especialistas han limpiado y ajustado los componentes del reloj.
Panerai patrocina la restauración del reloj de la catedral de Santa Maria del Fiore de Florencia, que cuenta con un fresco del pintor Paolo Uccello.
La marca relojera hace valer su origen toscano y patrocina la restauración del reloj de Santa Maria del Fiore, la famosa catedral de Florencia. Este ingenio creado en el siglo XV es un caso único en el mundo al combinar un exclusivo mecanismo de hora itálica con una decoración a cargo del pintor Paolo Uccello.

Las raíces de Panerai se encuentran en Florencia. En la ciudad bañada por el Arno fue fundada la firma por Giovanni Panerai en 1860 en forma de pequeño establecimiento dedicado a la venta de relojes suizos en el Ponte alle Grazie. A comienzos del siglo XX la Bottega Panerai, como es conocida en la ciudad, se traslada a la Piazza San Giovanni, a escasos metros del Duomo de Florencia, de cuyo histórico reloj ha patrocinado su más reciente restauración. Esta compleja tarea ha puesto a Panerai en contacto con La Opera di Santa Maria del Fiore, la sociedad fundada en 1296 para gestionar la construcción de la catedral de Florencia y que desde entonces se encarga de su gestión y mantenimiento. La tarea de restauración ha sido encomendada a dos especialistas y se han centrado en la limpieza y ajuste de los antiguos componentes de su mecanismo.

Una labor de estas características pasaría desapercibida de no ser por el componente único del reloj del Duomo de Florencia. Dos elementos hacen del mecanismo un caso excepcional en el mundo. El primero es su original disposición de horas itálicas. En el momento de ser fabricado en 1433, la regla de las horas no tenía la uniformidad normativa de la actualidad. Cada ciudad se regía por sus propias normas, y en el caso de La Opera di Santa Maria del Fiore se eligió este sistema que divide el día en 24 horas y la última corresponde al momento del ocaso, razón por la cual los encargados del Duomo tienen que ir ajustando semanalmente el reloj. La otra característica especial del reloj de Santa Maria del Fiore es su decoración con un fresco pintado por Paolo Uccello y que no fue descubierto hasta una restauración realizada en 1973.

Situado en la fachada interior de la catedral, el reloj de Paolo Uccello es un documento excepcional del Renacimiento florentino, y Panerai ha tenido el privilegio de participar en su restauración.

Más información. www.panerai.com/es/

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.