Deco,  Turismo

Mi gran boda palaciega

El Gobierno francés alquila los salones y jardines de la antigua residencia real de Versalles para celebrar enlaces, aunque el precio es secreto de Estado

Versalles, la más legendaria de las residencias reales de Francia, símbolo del Antiguo Régimen, arquetipo canónico de los monumentos históricos nacionales, se alquila a los millonarios que deseen celebrar fiestas o bodas de gala, a un precio que es secreto de Estado.
El actor George Clooney ha preferido celebrar su matrimonio con la abogada Amal Alamuddin en el castillo-palacio de Highclere, inmortalizado por la serie «Downton Abbey». Pero Kim Kardashian celebró su nuevo matrimonio con el rapero Kanye West en el más suntuoso de los palacios de los reyes de Francia, en Versalles, servidos por una legión de camareros franceses, disfrazados con las pelucas de lacayos del siglo XVIII.
Catherine Pégard, antigua periodista política, antes de ser nombrada por Nicolas Sarkozy directora general del castillo de Versalles, justifica de este modo el alquiler del palacio real a Kim Kardashian: «Con el dinero de esa velada podremos restaurar uno de los salones de los apartamentos reales». El dinero que paga la diva de los «reality shows» americanos por acostarse con su novio, una noche, en Versalles, sirve para pagar el lecho de amor de Marie Antoinette, Louis XVI y sus amantes.
¿Cuánto cuesta alquilar Versalles para celebrar una boda o una fiesta privada? Enigmática, Catherine Pégard responde: «No tiene precio». En verdad, Versalles sí tiene precio. A consultar en la dirección general de la antigua residencia real, en estrecha concertación con la dirección general de monumentos históricos, dependiente del Ministerio de Cultura.
El precio del alquiler de Versalles es un secreto de Estado. Pero sí se conocen las tarifas de otros grandes palacios y castillos reales. Alquilar una noche el palacio-castillo de Chambord, junto al Loira, otra de las joyas históricas de la corona real francesa, cuesta unos 150.000 euros.Y, hace pocos años, Lakshmi Mittal, el multimillonario hindú, alquiló el castillo-residencia real de Vaux-le-Vicomte, durante una semana, por 55 millones de euros. Una de las bodas más caras de la historia.
El alquiler de Versalles ronda esas tarifas, que no tienen en cuenta los servicios añadidos. Kardashian quiso que la cena de celebración de su matrimonio estuviese animada por la cantante indie Lana Del Rey, que pudo cobrar unos dos millones de dólares. El servicio, aperitivos, orquesta y alquiler de disfraces no puede ser mucho más caro. La supuesta actriz y el rapero desearon contratar los servicios de un actor y una actriz disfrazados de Luis XVI y María Antonieta. Numerosas carrozas «de época» estaban a disposición de los centenares de invitados, para «dar un paseo» por la antigua residencia de los reyes.
Las tarifas de Versalles quizá no estén a la altura de todos los bolsillos, pero Francia tiene un largo rosario de residencias aristocráticas, que pueden alquilarse a precios más asequibles. El castillo de Chantilly, antiguo hogar de los Borbones franceses, puede alquilarse a unos 20.000 euros la noche. El castillo de los Condé (linaje de la más alta aristocracia), en la Borgoña, se alquila por 15.700 euros, un fin de semana completo. El castillo de Azay-le-Rideau, otra joya del valle del Loira, se alquila por unos 15.000 euros la noche. El muy oficial Centro de los Monumentos Nacionales tiene una guía que propone «decenas» de antiguas residencias reales «con precios para todos los bolsillos».

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.