Ocio

El suffleboard llega a Brooklyn. ¿Moda o capricho hip?

Cuando nos aburrimos, miramos a Brooklyn para inspirarnos. Aunque el mundo hipster está de capa caída con la llegada del normcore (la glorificación de lo normal) este barrio de Nueva York nos sigue dando sorpresas.
Ahora es el momento del suffleboard. Este es un juego/deporte de abuelos que hemos visto en cruceros o series cuya acción transcurre en Florida. Mezcla de curling, petanca y bolos, está saltándose unas cuantas generaciones y llegando a un público más joven. Y más hip, que es el dato clave.
Parte de la responsabilidad de este revival la tiene el Royal Palms Suffleboard; este club ha abierto en Brooklyn con una mezcla de nostalgia y atrevimiento. Es una práctica tan a contracorriente que no ha tenido más remedio que ser un éxito. Las pistas se alquilan por horas para cuatro personas y los fines de semana están llenas. Se sirven cocktails de muchos colores y la comida la proporcionan camionetas que van rotando;  las hay de queso o de marisco, depende del día. Esto ayuda. También que es lugar muy fotogénico y tiene un encanto retro innegable. De hecho, no hay que jugar para acudir a este club.
El Royal Palms Suffleboard atrapa el espíritu de un barrio que convierte en moda lo que toca. Esta vez es el turno de un deporte que es todo menos moderno, pero ahí está la gracia. Y surgen preguntas: cuántos lugares de suffleboard tienen que abrir y llenar para que sea una moda, algo extendible y adoptable? Construyen las tendencias los medios? Hay sitio para miles de tendencias? Podemos hacer la prueba aquí con la petanca: exige concentración, es estética y no excesivamente cara. Eso sí, no sabremos si nos saldrá con el barniz de contemporaneidad que les sale a los habitantes de Brooklyn.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.