Moda,  Turismo

El Nueva York de Waris Ahluwalia

Amigo personal de Tilda Swinton, muso del cineasta Wes Anderson y uno de los trendsetters oficiales de la ciudad, Waris Ahluwalia es un trotamundos nacido en India y responsable de la firma de joyería y complementos House of Waris. Uno de sus más recientes proyectos es House of Waris Rare, una selección de artículos artesanales que ha ido recopilando en sus numerosos viajes y que se exponen venden en el Palacio Gritti de Venecia. Además, se le ha pedido que sea guía particular con una selección de consejos para vivir un fin de semana en su ciudad de adopción.
Los viernes, la noche empieza en Acme y probar un menú lleno de inesperadas posibilidades gastronómicas u tomar la primera copa. Si la noche se convierte en día lo mejor es comenzar el sábado a partir de la una de la tarde en Café Sabarsky, lugar al más puro estilo de los cafés vieneses situado en la Neue Galerie de la Quinta Avenida. Un brunch con sabor italiano en St Ambroeus, en el West Village precedería a un paseo por librerías como Dashwood -especializada en fotografía- o St.Marks Books -fundada en los setenta por un grupo de estudiantes y que presta especial atención al diseño gráfico-. Su pasión por lo artesanal y lo exquisito hace que el atelier de Melanie Coubert sea parada obligada, tras tomar un smoothie o un postre orgánico en la tienda de Prince Street de Juice Press, proyecto del emprendedor Marcus Antebi. Cenar un menú autóctono del Lower East Side en Miller’s Near and Far, que recoge en su carta los platos estrella de otros míticos restaurantes de la zona. La noche del sábado se remata con los cócteles de Paul’s Baby Grand, que el hermano de la actriz Chlöe Sevigny ha abierto hace unos meses. La jornada del domingo también empieza directamente con un brunch, en Café Cluny, elegante y discreto restaurante de barrio que es un clásico del West Village. Por la tarde, sesión doble de películas antiguas en los cines Film Forum y finalizar el fin de semana cenando en The Fat Radish.
«Imagen del artículo

Panda de pijos neoyorkinos mirando a cámara con cara de superioridad

Los mejores speakeasies
En 1919, la Ley Seca prohibió la presencia de alcohol en los Estados Unidos, por lo que el ingenio de gente como el Capitán Bill McCoy se agudizó para que fuera el whisky escocés que transportaba en su barco el que se colara en el país. Por eso en las grandes ciudades como Nueva York surgieron bares clandestinos cuya tradición sigue estando vigente casi un siglo después. Jesús Ramírez, Digital & PR Manager de Cutty Sark y habitual en Nueva York, nos sugiere tres de estos speakeasies y nosotros los visitamos.
Por fuera es un restaurante de perritos calientes del East Village en donde se come rodeado de máquinas recreativas. No es uno más, porque Crif Dogs reinventa una de las recetas más conocidas de la típica comida callejera neoyorquina con ingredientes inesperados que echarle al clásico hot dog. Además, si se llama a una de sus puertas interiores (y se tiene reserva) se descubre el particular universo de Please don’t tell. Taxidermia y sillones chester en forma  de U y un número muy limitado de mesas en contraposición a la extensa carta de bebidas de este local clandestino. Que se puedan pedir algunos de los perritos del local de al lado es todo un plus.
Bathtub Gin. Como buen speakeasy, también se oculta tras la puerta de un local mucho más convencional. Parece una simple tienda de sándwiches de Chelsea,  pero es también un bar de estilo victoriano que debe su nombre a las bañeras de cobre –donde solía prepararse el alcohol en tiempos de prohibición- que protagonizan su cuidado interiorismo.
Death & Co. Dicen los expertos en cócteles que una visita a Nueva York sin pasar por este lugar es una visita perdida. Aunque también hace referencia a los años de la Ley Volstead, en esta ocasión el bar no se esconde y tampoco permite reservar mesa. “El primero que llega es el primero que bebe”  es su lema. Nadie se atreve a poner en duda la calidad de su carta y de sus barmans. El lugar para los buenos bebedores.
El tour personalizado
Vipin Goyal y su esposa montaron hace cinco años la web www.sidetour.com, en la que particulares se ofertan como guías de tours poco usuales. ¿Eres experto en jazz y vives en Brooklyn? Puedes preparar tu propio tour y ofrecerlos a visitantes y también a locales. Estas son algunas de las ideasque ofrece la web para conocer Nueva York de otro modo.
 Un viaje por el arte urbano del Lower East Side. Rich Garr es artista e historiador cultural dispuesto a explicar los entresijos del graffiti y el arte callejero del barrio neoyorquino haciendo parada en muros y en galerías de arte de la zona.
Las mansiones de la ciudad. Alfred Pommer propone recorrer la Millionaire’s Mile, en el Upper East Side y descubrir las historias tras las mansiones más espectaculares construidas durante la Edad Dorada del país, a finales del siglo XIX. Los hogares de los Vanderbilt, los Astor y demás elite de la ciudad vistas desde una perspectiva diferente y en una sola tarde.

Tras trabajar en las cocinas de prestigiosos restaurantes del país, Andy Baraghani organiza cenas en una azotea con vistas ubicada en Williamsburg. Menú hecho solo con productos de temporada, algunos de ellos son peticiones específicas de sus clientes.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.