Moda

5 de junio: Piaget Rose Day 2014

5 de junio: un día para celebrar la exquisitez de estabella flor, encarnada en las más exquisitas creaciones de alta joyería Piaget
Piaget Rose Day 2014
Por segundo año consecutivo, Piaget celebra su Rose Day en múltiples ciudades y países de todo el mundo con diversos eventos y actividades. En Argentina, la joyería Danfer Patio Bullrich será el epicentro de los festejos, engalanada con más de 1000 rosas rosadas importadas y con una exclusiva exhibición de piezas de la Colección Piaget Rose. Serán 3 días donde la rosa será la protagonista indiscutible.
Para Piaget, la rosa es el testimonio de una pasión. La pasión de Yves Piaget, y también la de aquellos diseñadores y artesanos joyeros a quienes inspira. Gracias a su talento, una centena de creaciones han florecido en la rosaleda de Piaget.
En homenaje a la rosa Yves Piaget y a la colección de joyas inspirada en ella, Piaget lanzó en 2013 el «Día de la Rosa Piaget». En adelante, esta jornada se celebrará cada año en todo el mundo en la misma época para convertirse en la cita anual de la marca, un himno a la rosa.
Este 2014, nuevamente Piaget celebra el Piaget Rose Day, el día en que una de las más hermosas rosas en el mundo fue bautizada como la «Rosa Yves Piaget», además de convertirse en una importante fuente de inspiración para las colecciones de joyas de la Casa. Para este año el Día de la Rosa Piaget escribirá un nuevo capítulo en la historia de una de las mujeres más célebres de Francia, la emperatriz Josefina, y su legendario jardín de rosas. Este próximo 05 de junio de 2014 Piaget inaugura el restaurado por completo el viejo jardín de rosas del Château de Malmaison. Gracias al generoso apoyo de la joyería suiza, el legendario jardín ha sido cuidadosamente reformado-, lo que destaca una pasión compartida por las rosas y afirma el compromiso de Piaget como un mecenas de las artes y jardines.
En Argentina, este evento se desarrollará en las joyería Danfer Patio Bullrich que lucirá especialmente ambientada con los más exquisitos exponentes de rosas rosadas que darán la bienvenida, con embriagador aroma, a quienes vayan a disfrutar con todos los sentidos de la colección de joyas Piaget Rose. Aros, dijes, anillos, collares y pulseras que tienen a la rosa como protagonista de las creaciones de la casa de alta joyería más importante a nivel mundial. La exhibición estará abierta desde el jueves 5 hasta el sábado 7 de junio, de 10 a 21hs, en la tienda Danfer ubicada en el shopping sinónimo de lujo de Buenos Aires. Tres días que invitan a celebrar la exquisitez, delicadeza y femineidad de la rosa.
Banner Piaget Rose Day 2014 2.jpgEl primer Día Piaget Rosa: La celebración del primer Día de la rosa Piaget una fantasía rosa deslumbrante y encantadora, tuvo lugar en París el 13 de junio de 2013 en la OrangerieEphémère, situada en el Jardín de las Tullerías, en el marco de un evento lleno de glamour y elegancia. Las rosas han marcado desde siempre la vida de Yves Piaget, y se han convertido en verdaderos íconos para la célebre Maison. Utilizada por Piaget por primera vez, la Orangerie Ephémère del Jardín de las Tullerías acogió a 350 invitados de la marca: VIPs, clientes, periodistas y celebridades. Una fila de honor formada por jardineros guiaba a los invitados hasta el invernadero, donde una sublime pared de 10.000 rosas Yves Piaget encantaba a los invitados con su delicado perfume en un photocall surrealista que encantó a las estrellas.
La rosa Yves Piaget… Una leyenda
Verdaderas musas, las rosas han acompañado e inspirado sus creaciones. «Para mí, las rosas evocan la infancia», «Recuerdo la emoción y los sentimientos que despertaban esas rosas salvajes llamadas mosquetas, que crecían en libertad a 1.100 metros de altitud», comenta Yves Piaget en su libro de recuerdos. Desde los años sesenta, la rosa, motivo muy cercano a su corazón, enriquece las colecciones de relojería y joyería con sus pétalos en oro engastados con diamantes. Su pasión por las rosas se confirma en 1976, cuando entra a formar parte del jurado del concurso internacional de Rosas Nuevas de Ginebra, y presenta al ganador una rosa en oro realizada por los talleres Piaget. Su pasión por estas maravillosas flores se ve recompensada en 1982, cuando la rosa ganadora del concurso, creada por la célebre Maison de horticultura Meilland, es bautizada como «rosa Yves Piaget». ¡Había nacido una leyenda!
Una rosa voluptuosa
Dotada de una forma muy particular, similar a la de una peonía, esta rosa se abre en un voluptuoso torbellino de más de 80 pétalos dentados, exhalando entre los pliegos de su manto en gradaciones de rosa y malva un perfume tan intenso como abundante es su floración.
La rosa de oro
Este homenaje a Yves Piaget es la consagración de una pasión que se remonta a su infancia: «Siempre he sido un enamorado de las rosas, me siento fascinado por el trabajo de los obtentores, cuya imaginación está a la altura de su rigurosidad.» Para reconocer el trabajo de estos creadores, Yves Piaget el joyero, imaginó una rosa tamaño natural en oro de 18 quilates, un trofeo que tuvo ocasión de entregar no menos de 30 veces a los laureados del Concurso Internacional de Rosas Nuevas de Ginebra.
Una pasión embriagadora
Treinta años después, la emoción sigue intacta. “Ese día, el color de mi tez era igual al de mi rosa…”, recuerda Yves Piaget. En 1982, el homenaje del que es objeto consagra su verdadera dedicación a la reina de las flores. Una pasión tan cercana a su corazón que en 1979 le llevó a crear para el Concurso Internacional de Rosas Nuevas de Ginebra un trofeo que tendría ocasión de entregar no menos de 30 veces: una rosa tamaño natural en oro de 18 quilates realizada en los talleres de Piaget.
30 años de pasión
En 2012, la rosa de Yves Piaget celebra sus 30 años. Piaget festeja este aniversario de la manera más natural posible: ofreciendo a sus colecciones una floración de nuevos modelos. Desde pendientes hasta el reloj secreto engastado con 668 brillantes, el sueño sigue intacto.
El amor por las rosas
La rosa tiene su historia, y Piaget se compromete a preservarla. Al convertirse en mecenas del proyecto de renovación de la “vieja rosaleda” del Castillo de Malmaison, el relojero y joyero contribuye a devolver la vida a uno de los más hermosos testimonios de amor por las rosas.
La emperatriz Josefina
Una mujer encarna más que ninguna la pasión por las rosas: la emperatriz Josefina. Para esta mujer de buen gusto que define las tendencias, las rosas son una presencia esencial. En sus jardines, en sus salones, incluso en sus atuendos que ordena decorar con flores frescas, en su peinado, las rosas forman parte de su vida cotidiana. Pero el interés de Josefina va más allá de la mera coquetería. La emperatriz es una mujer ávida de conocimientos, dueña de una curiosidad infatigable y deseosa de conservar y compartir. Con este fin, contrata a botanistas para que recorran el mundo en busca de especies de rosas que no existen en el continente, y encarga al acuarelista Redouté realizar un inventario minucioso de todas las variedades que reúne el parque del castillo. La emperatriz reúne una colección de rosales que forman un verdadero conservatorio de rosas. Tanto la obra de Redouté como este jardín excepcional representan contribuciones esenciales al conocimiento de las rosas.
Le château de Malmaison
El Castillo de Malmaison, situado a unos 15 kilómetros de París, fue adquirido por Napoleón y Josefina Bonaparte en 1799. La futura emperatriz dotará a esta propiedad del encanto particular que la sigue caracterizando hasta nuestros días. De 1800 a 1802, durante El Consulado, este pequeño castillo, junto con las Tullerías, se convierte en la sede del gobierno francés. Josefina no ceja en su empeño por convertir el “Palacio imperial de Malmaison”, y en particular su parque, en un lugar pleno de maravillas, y no duda en añadir a la vasta colección de variedades de plantas de su jardín la compañía de animales exóticos como cisnes negros, avestruces, cebras, antílopes… Por razones de estado, el emperador y la emperatriz divorcian en 1809, pero Josefina conserva la propiedad de Malmaison. El Castillo seguirá siendo la residencia preferida de Josefina hasta su muerte en 1914.El Castillo de Malmaison pasó a ser propiedad privada tras la muerte de Josefina, pero un generoso benefactor lo donó al Estado Francés en 1904. Actualmente es parte de los Museos nacionales franceses.
Piaget mecenas
Piaget contribuye a devolver a la vieja rosaleda de Malmaison su esplendor original como mecenas del proyecto de renovación dirigido por el Museo nacional de Malmaison con ocasión del bicentenario de la muerte de la emperatriz en 2014. Aquella a quien Napoleón bautizara como Josefina, hace gala desde su nacimiento de su predilección por las rosas gracias a uno de sus nombres, Rosa. La colección que reúne en Malmaison es una de las más hermosas y apetecidas de Europa gracias a la diversidad de variedades que la componen, unas 250 en 1814. El Museo de Malmaison hará revivir esta colección que presentará, una vez finalizada la renovación, 750 rosales del Primer al Segundo Imperio y permitirá dar a conocer de manera más efectiva la obra botánica de la emperatriz. Este proyecto consiste en una escuela taller a través de una asociación con el Centro de Formación Profesional y de Promoción de la Horticultura de Saint-Germain-en-Laye. Para Piaget es un orgullo asociarse a este ambicioso programa que permitirá al público vivir la pasión de Josefina por las rosas.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.