Turismo

Tres mil euros la noche en el paraíso de Marlon Brando

FOTOS: ABC

El 1 de julio se abrirá un exclusivo «resort» en una isla del atolón de Tetiaroa (Polinesia francesa), que el actor adquirió en 1967. Lujo y sostenibilidad

Un viejo sueño de Marlon Brando está a punto de hacerse realidad diez años después de su muerte: el próximo 1 de julio, el exclusivo resort The Brando abrirá sus puertas al público. Por primera vez desde que el legendario actor adquiriera su titularidad por 99 años, el atolón de Tetiaroa, a 42 kilómetros al norte de Tahití, podrá ser visitado.
The Brando es un conjunto de 35 villas privadas construidas en playas de arena blanca, frente a una impresionante laguna y que combinan gran lujo y sostenibilidad. Tetiaroa pertenece al archipiélago de la Sociedad, en la Polinesia francesa. Está formado por un doce pequeñas islas y sobre la más grande, llamada Onetahi, se ha edificado el complejo. Este fue un lugar donde históricamente los clanes más poderosos de Tahiti solían retirarse para su descanso: practicaban el tiro con arco y disfrutaban de deliciosos masajes con aceite de coco. El lugar es sagrado para los polinesios y allí se erigió un santuario donde creen que los Dioses y los antepasados bajan a la tierra. «Por su riqueza histórica, Tetiaroa siempre mantendrá su significado para la gente de Polinesia», decía Marlon Brando.
La primera vez que el actor llegó a este rincón del Pacífico, en 1962, fue con motivo del rodaje de «Rebelión a bordo». Se enamoró de las islas y su fascinación le llevó a adquirirlas cinco años después, en 1967. «Mi mente se tranquiliza cuando me imagino sentado durante la noche en mi isla de los mares del sur. Si consigo lo que quiero, Tetiaroa permanecerá para siempre como un lugar que invite a los tahitianos a recordar lo que son y lo que fueron hace siglos», confesaba un Brando, que durante años albergó la idea de crear un exclusivo hotel en su isla.

Diseño ecológico

En 1999, el protagonista de «El Padrino I» pidió a Richard Bailey, un antiguo residente de Tahití, su colaboración para edificar uno de los mejores hoteles de la región. Bailey ayudó a Brando a concebir su sueño. Juntos diseñaron el que sería primer hotel construido con energías renovables, como el aceite de coco, la energía solar y hasta un pionero sistema de aire acondicionado a base de agua de mar. Tras la muerte de Brando en 2004, su millonaria herencia (inmuebles y colecciones de arte valorados en casi 20 millones de dólares) pasó a ser gestionada por una compañía formada por gente de su confianza. Tuvo 11 hijos de diferentes mujeres.
Pero llegar a la isla de Brando no es fácil. Con un único acceso en avión privado, veinte minutos desde Tahití, este hotel eco-friendly cuesta, los primeros meses y como oferta de bienvenida por su inauguración, 1.830 euros la noche. Después, el precio se incrementará a más de 3.000 euros por noche, con una estancia mínima de tres días en una villa individual. «Tetiaroa es de una belleza que va mas allá de mi capacidad para describir». Los muy ricos, podrán compartir con Brando sus sensaciones en su paraíso privado.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.