Autos

Picadura del escorpión

El automóvil se inspira y conmemora la presentación del Fiat 595 Abarth, dado a conocer en el Salón de Turín de 1963. Se reconoce por su color blanco mate, ligeramente nacarado, sobre el que aparecen, además de los anagramas 595 y 50 Aniversario, el escorpión distintivo de la casa.
Solo 299 unidades se van a vender del Abarth 595 50º Aniversario, a un precio de 35.950 euros. Este modelo supone algo más que un coche, pues con él se reedita el concepto de las pequeñas berlinas italianas, rápidas y manejables, que marcaron una época e incluso se convirtieron en imagen del país. Junto a los tradicionales Fiat 500 y 600, la compañía Abarth fabricó unos modelos especiales que representaban el máximo exponente dentro de este tipo de vehículos, gracias a su diseño y acabado.
play
Surgieron de la mano de un ingeniero austriaco llamado Karl Albert Abarth. Nacido en Viena en 1908, terminó por solicitar la nacionalidad italiana y cambió su nombre de pila por el de Carlo. Se desplazó a Milán en busca de trabajo y lo encontró en lacarrozzeria Castagna. Piloto de motociclismo, un accidente en una prueba disputada en Linz le hizo pasarse a las cuatro ruedas. Con los coches no le fue mucho mejor, pues otro contratiempo en Checoslovaquia en 1938 le tuvo alejado de los circuitos por un largo periodo de tiempo. La contrapartida fue que, por sus lesiones, se vio alejado del campo de batalla en la II Guerra Mundial. Durante la última parte del conflicto conoció al famoso piloto Tazio Nuvaloti, quien le presentó a un grupo de ingenieros, entre los que estaba Ferry Porsche, Rudolf Hruska y Piero Dusio. Junto a ellos crearon Cisitalia, con el objetivo de construir coches de competición. El proyecto quebró en 1948, lo que llevó a Abarth a fundar su propia escudería, especializada en diseñar elementos que mejoraran los coches de la época, en particular los más pequeños y, posteriormente, a fabricar versiones especiales de los mismos.
Por su parte, el Abarth 595 50º Aniversario se inspira y conmemora la presentación del Fiat 595 Abarth, dado a conocer en el Salón de Turín de 1963. Pese a sus reducidas dimensiones, este coche supuso todo un hito en cuanto a deportividad. Los retoques que el austriaco dio al pequeño motor de dos cilindros le permitían alcanzar los 27 caballos, cinco más que la versión de serie. Gracias a ellos, el velocímetro se situaba en los 120 kilómetros por hora.
En este modelo conmemorativo, el radiador delantero y la parte trasera, con dos salidas de escape, suponen una reinterpretación del original. Ahí es todo, pues el motor se sitúa en la parte delantera en lugar de la posterior. Se reconoce por su único color blanco mate, ligeramente nacarado, sobre el que aparecen, además de los anagramas 595 y 50 Aniversario, el escorpión distintivo de la casa. El número 595 hacía referencia a la cilindrada a la que se había rectificado el motor de 500 en 1963. Hoy no pretende más que rendir tributo a una cifra que, en su momento, tuvo una traducción de alta deportividad.
El volante. Incluye detalles de cuero, aplicaciones y costuras rojas.

El 50 Aniversario equipa un motor de 1,4 litros con turbo, convenientemente revisado para que desarrolle una potencia de 180 CV. El cambio, de seis marchas, es del tipo manual robotizado y cuenta con dos programas: Normal y Sport. Además, ofrece dos posibilidades de manejo, una manual y otra automática. El sistema de frenos de disco incluye pinzas de cuatro pistones de la marca Brembo, la misma que suministra a Ferrari y Porsche, y equipa neumáticos de altas prestaciones sobre llantas de aleación de 17 pulgadas. También se ha revisado la suspensión con amortiguadores específicos y montados sobre un escape Dual Mode, con contrapresión variable, capaz de resaltar el sonido del motor por encima de las 3.000 revoluciones por minuto si se desea. Además, el Abarth 595 monta faros de xenón.
En el interior se ha hecho un cuidadoso trabajo. Los asientos delanteros están tapizados en tonos rojo y blanco de muy suave piel. Otras piezas, como los paneles de las puertas, el salpicadero, el volante, el freno de mano e incluso la puerta del maletero también tienen detalles de cuero. Además, el logo con el mítico escorpión figura en el pedal de freno, capó delantero y centro del volante, en combinación con los colores amarillo y rojo.

Ficha técnica

Cilindrada: 1,4 litros. Turbo. Potencia: 180 CV. Frenos: Brembo. Cambio: robotizado (manual/auto) de seis marchas. Amortiguadores: KONI delanteros y traseros con muelles Eibach. Escape: Dual Mode Record Monza. Llantas: de aleación deportivas de 17″, modelo único 695 de tratamiento gris magnesio con círculo rojo pintado. Foros: antiniebla y xenón.Precio: 35.950 euros.

Más información. www.abarth.es

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.