Tecnología

Para presumir

Atmos Marqueterie. Pieza elaborada en cristal de zafiro y maderas de palisandro y castaño de Indias. Las puertas están decoradas con reproducciones de cuadros de Alfons Mucha, realizadas en marquetería y miniatura con esmalte. Precio: 400.000 euros, aprox.
La colección Hybris Artística muestra la maestría de Jaeger-LeCoultre, en un ejercicio de alta costura relojera.
La idea es muy simple: crear el conjunto de piezas que mejor reflejen las habilidades e historia de la casa y exponerlas en las más importantes capitales del mundo. Así es como nace la colección Hybris Artística de Jaeger-LeCoultre, una evolución de la ya conocida Hybris Mechanica y de la cual se diferencia por la aplicación ahora de los llamados métiers d’art en sus referencias. «Hybris Artística surgió una vez realizamos el Hybris Mechanica 11», comenta Stéphane Belmont, director de marketing de Jaeger-LeCoultre, en referencia al Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon. «Nos dimos cuenta de que era un reloj mucho más complejo de lo que aparentaba. Muchos aficionados no iban a entender su valor técnico a simple vista. Esta idea nos llevó a realizar una colección exclusiva donde nuestras referencias más emblemáticas cobraran una nueva personalidad a través de los oficios que mejor dominamos en la manufactura. Es nuestro particular desfile de alta costura relojera».
En total son doce las piezas reunidas en la primera entrega de una colección que irá creciendo en los próximos años. Varias de estas piezas pudieron ser vistas en la reciente edición del SIHH de Ginebra, aunque ha sido necesario acudir a las instalaciones de Jaeger-LeCoultre en Le Sentier (Suiza) para descubrirla al completo. En mayo comenzará una larga ruta por el mundo con primera parada en Nueva York y que seguirá en los próximos meses en Londres, Venecia, Shanghai, Hong Kong y Abu Dhabi, para acabar en diciembre en París. «Será entonces cuando demos la opción a los clientes de adquirirlas», prosigue Stéphane Belmont.
Venturina. Master Gyrotourbillon I. Precio: 420.000 euros, aprox.

No será fácil hacerse con un ejemplar. Aparte del elevado precio que tendrán, el número de producción es mínimo: nueve referencias contarán con tres unidades por modelo y las tres restantes serán piezas únicas. «En Jaeger-LeCoultre ofrecemos la opción al cliente de personalizar nuestras grandes complicaciones», comenta su director de marketing. «Pero, la verdad, muchas de las ideas que nos proponen no son buenas. No saben sacar todo el provecho de nuestro conocimiento de los oficios. Con Hybris Artística queremos ampliar la imaginación de los clientes y sugerirles nuevos modos de entender nuestras piezas».
Se entienden a la perfección las palabras de Stéphane Belmont cuando se contemplan las doce referencias. Muchas de ellas son ya conocidas por los aficionados a la firma, aunque se presenten ahora en una configuración inédita. El Duomètre à Grande Sonnerie es uno de los tres relojes de los cuales sólo se harán una pieza. Su interpretación artística se identifica por el uso de una esfera transparente tallada de una pieza de cristal de roca y a través de la cual se ven algunos de los 1.472 componentes de su mecanismo. Esta referencia es una de las grandes protagonistas de la colección junto al Master Gyrotourbillon I, espectacular con su esfera de venturina íntegramente esqueletizada y cuya realización necesita más de seis meses de trabajo.
Más información. La colección saldrá a la venta en diciembre en París. www.jaeger-lecoultre.com

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.