Cocina,  Turismo

Nueva York clandestino

Prohibido. La trastienda donde actualmente se consume alcohol está ambientada en la ilegalidad de la Ley Seca.

Cutty Sark recrea los clubes secretos que burlaban la Ley Seca en la trastienda de negocios lícitos.
Algunos locales de moda en la ciudad siguen impregnados de la ilegalidad y el secretismo que predominaba en el Nueva York de la Ley Seca. Clubes como Bathtub (en el 132 de la Novena Avenida), Death&Co (en el 433 de East 6th Street) o Please Don’t Tell (en el 113 de St Marks Pl) siguen convocando a numerosos neoyorquinos y visitantes de la gran manzana que se sienten atraídos por disfrutar de la clandestinidad que imperaba en la ciudad 90 años atrás.
Puerta a la trastienda de Death & Co.

Puerta a la trastienda de Death & Co.
Tras varios meses presentando en diversas ciudades españolas la iniciativa Secret Club, donde Cutty Sark recreó a la perfección las trastiendas neoyorquinas de los años 20, la marca ha querido que 50 personas conozcan la ciudad en una experiencia única, donde visitaron los locales clandestinos más emblemáticos.
Un viaje en el tiempo a un periodo donde reinaba el secretismo y donde surgían locales clandestinos escondidos bajo negocios lícitos. Así era el Nueva York de 1917, cuando el gobierno aprobó la Enmienda XVIII que prohibía la importación, exportación, fabricación, transporte y venta de bebidas alcohólicas. Esta medida, más conocida como Ley Seca, causó una auténtica revolución en el país.
Farmacias, tiendas de ultramarinos, casas de empeño… Cualquier establecimiento podía albergar en la trastienda unspeakeasy, nombre que recibían los locales en donde se servía alcohol sin atender a las duras leyes y castigos que imperaban en los Estados Unidos.
Cutty Sark nació entonces, y su crecimiento fue tal que se convirtió en el whisky más vendido y consumido de la época. No había speakeasy en la ciudad que no ofreciese en su carta una copa de este preciado whisky.
Peluquerías hipster, tiendas de café o restaurantes de comida rápida son solo un ejemplo de los negocios neoyorquinos que actualmente esconden en sus trastiendas speakeasies. Todos tienen un denominador común: mantienen el espíritu intacto de lo que se vivía en la ciudad durante la Ley Seca y ofertan en sus cartas los mejores cócteles hechos con el whisky de la prohibición, Cutty Sark y Cutty Sark Prohibition Edition, lanzado por la marca el pasado mes de diciembre coincidiendo con el ochenta aniversario de la derogación de la enmienda que prohibió el consumo de alcohol en los Estados Unidos.
Más información. cutty-sark.com
Secret club. Cutty Shark ha recreado en varias ciudades españolas los speakeasies de los años 20.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.