Salud

El Síndrome Walter Mitty. ¿Sueñas Despierta?

Este síndrome no es ninguna enfermedad. Sólo hace referencia a la tendencia a fantasear de forma muy frecuente y con tanta intensidad que nos olvidamos de lo que nos rodea. Si al ver la última y entrañable película de Ben Stiller (La vida secreta de Walter Mitty) pensaste que tú también sufrías ese exceso de fantasía, no te preocupes, según el doctor Jorge Barraca, especialista en Psicología Clínica y profesor de la Univ. C. J. Cela: “El contenido de este soñar despierto tiene que ver con disfrutar de una vida alternativa, siempre especial o heroica, y opuesta a la gris existencia del día a día”. ¿Quién no desea ser un héroe alguna vez? Lo importante es tener claro si estas ensoñaciones nos benefician o perjudican.
Una buena vía de escape.
Fantasear, de vez en cuando, es terapéutico, según el experto. “Igual que ver una película que nos sumerge en un mundo distinto, en el que nos identificamos con los protagonistas, los villanos son derrotados y las dificultades superadas”. ¿Dónde está el límite, entonces? Precisamente, en saber ponerlo: “Hay que conocer que está bien en un momento concreto y diferenciar adecuadamente la realidad de la ficción”.

¿Qué nos ‘dicen’ estas fantasías?
Sobre todo si son repetidas, hablan de nuestras aspiraciones, “y resultan muy útiles para entender qué necesita o desea alguien. De hecho, yo las uso en consulta porque aluden a temas como el reconocimiento de los demás, los deseos de independencia, el logro profesional… Y, a diferencia de los sueños nocturnos, son fáciles de interpretar, más directas y claras”.

Ten cuidado si…
… pasas tanto tiempo fantaseando que desaprovechas tu auténtica vida. Entonces, sí tienes un problema. Y es más: “Hoy en día estamos más distraídos que nunca. En un reciente estudio publicado en la revista Science, se demostró que casi la mitad del tiempo no estamos a lo que estamos, sino con la cabeza en otra parte”. ¿Cómo nos influye esto? El doctor Barraca explica: “Esta forma de actuar nos resta vida genuina: tener nuestros sentidos y concentración en el presente es una manera de estar aquí plenamente, de sacarle el jugo a la vida. Y eso, aunque nuestra vida sea complicada, es una de las cosas más sanas y recomendables que podemos hacer”.

5 pautas para sacarle partido a la fantasía.
Nos la da el Dr. Jorge Barraca:
1. Fantasear es bueno, pero hay que saber cortar. La meditación o el yoga facilitan dicho control.
2. Analiza con qué lo haces con más frecuencia. Te ayudará a saber cuáles son tus aspiraciones.
3. Trata de planificar o dirigir tus fantasías hacia objetivos concretos y útiles para tu vida. Así te servirán de ensayo mental.
4. Compártelas con personas de confianza. Te aportarán ideas y las ‘normalizarán’.
5. Lleva a la práctica las más lógicas; verás que hacerlas realidad es más satisfactorio que dejarlas únicamente en la imaginación”.

Aquí empieza todo…
Este síndrome del que hablamos toma su nombre un cuento de James Thurber muy popular en EE UU (sobre él se hizo una primera película en 1946). Es uno de los relatos que incluye el libro La vida secreta de Walter Mitty, publicado por Acantilado, 12 €.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.