Moda

Desigual se apunta a la estética op-art de los 60

Estampados geométricos, casi caleidoscópicos, que se declinan en blanco y negro para empapar del espíritu de los 60 la nueva colección de Desigual. 
Blanco y negro protagonizan la primavera más sorprendente de Desigual. El binomio por excelencia juega esta temporada con la estética op-art, una forma de abstracto geométrico que jugaba con los efectos visuales y que se instala en todo tipo de prendas cediendo toda la importancia a los estampados. 
Mini vestidos que recuerdan a los lucidos por la mítica modelo Twiggy y abrigos de corte evasé que bien podría haber llevado la cantante Jane Birkin son algunas de las prendas de esta nueva linea llena de luz. 
Siluetas propias de los años 60 que recuerdan a la revolución juvenil de aquella década, que con la forma de vestir reflejaba el comienzo de muchas libertades. Una época marcada por toda esa ebullición que se le llamó «The Swinging 60s», a la que esta temporada es posible regresar de la mano de Desigual. 



Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.