Turismo

5 Razones Para Descubrir Viena

Visitar sus palacios y museos, 
pasear por sus elegantes jardines 
o degustar sus exquisitos postres 
en alguno de sus cafés hacen 
de esta ciudad un lugar inolvidable.
Las calles de Viena están adoquinadas con cultura. Las calles de otras ciudades son de asfalto”, afirmó el escritor austríaco Karl Kraus. Y no le faltaba razón. Viena ha dejado de ser la capital nostálgica de la dinastía de los Habsburgo para modernizarse y convertirse en todo un referente de destino cosmopolita europeo con una gran oferta cultural y de ocio. La cinco veces nombrada mejor ciudad del mundo para viviraumenta también cada año su atractivo para el turista. Te mostramos cinco motivos diferentes para descubrir Viena.
1. SUS PARQUES.
En cuanto empieza el buen tiempo, los jardines del centro de Viena se convierten en lugares increíbles para pasear. Sólo en el Volksgarten (Jardín del Pueblo), encontrarás 400 tipos de rosas en flor y la impresionante escultura de la emperatriz Isabel de Baviera (Sissí). El parque forma parte del Palacio de Hofburg, en el centro de Viena. Otro jardín donde merece la pena perderse, para contemplar los monumentos dedicados a los músicos Johann Strauss, Franz Schubert y Franz Lehar, entre otros, es el Stadtpark. Árboles exóticos y un gran estanque completan la visita a este oasis verde. Junto a los parques, resulta especialmente agradable en primavera y verano darse un paseo por el río. Los vieneses utilizan en esta época las orillas del Danubio como zona de recreo para jugar y hacer deporte, o para pasar el tiempo en las terrazas de la zona. En la llamada Isla del Danubio se monta hasta una playa artificial.
2. LA CULTURA DE LOS ‘CAFÉS’.
Tan antigua es la tradición de los vieneses de frecuentar los cafés que en 2011 la cultura del café se convirtió en Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. En la mayoría de estos establecimientos se puede disfrutar de una buena comida o cena, y no sólo del tradicional café. Hoy en día hay más de 800 locales de este tipo en la capital austríaca, de los que alrededor de 150 conservan tradiciones tan clásicas como vestir a los camareros de blanco y negro o mantener los suelos de madera, las mesas de mármol y las sillas sencillas. Cada café cuenta con su propio estilo y personalidad. Los hay incluso con un público determinado, como el conservador Café Sperl, muy elogiado y a menudo galardonado; el de los hombres de negocios, Café Central, con un pianista que toca todos los días, o el de ambiente gay, Café Savoy. Y si lo que te apetece es conocer a fondo al ciudadano vienés, nada mejor que visitar la páginawww.spaceandplace.at, en la que organizan cenas entre ciudadanos vieneses y turistas en distintos cafés de la capital para charlar (en inglés) de la amistad, el trabajo, el amor o cualquier otro tema que pueda surgir. Un menú especial, en el que aparecen escritas preguntas diversas, acompaña la cena y ayuda a los recién conocidos a entablar conversación.
La cultura de los cafés ha dado también como fruto una de las tartas más famosas del mundo la Tarta Sacher. Considerada la ‘Reina de las tartas’ la tarta debe su nombre a este conocido hotel en el centro de Viena, donde se puede degustar el auténtico bizcocho de chocolate y mermelada.
3. EL UNIVERSO SISSÍ.
En el Palacio Imperial de Hofburg, podrás descubrir la verdadera historia de la famosa emperatriz de Austria, esposa del emperador Francisco José I. El palacio fue su residencia de invierno. Actualmente, pueden visitarse sus habitaciones tal y como estaban cuando vivió allí. El Museo Sissí se encuentra dentro de los aposentos imperiales de este palacio. 
Llama la atención el dormitorio de la emperatriz, con un tocador en el que podía pasarse más de dos horas peinándose y unas anillas colgadas de la puerta con las que hacía ejercicio. Su excéntrica vida queda al descubierto en esta interesante visita guiada, en la que se detallan sus costumbres cotidianas. Además, con motivo del décimo aniversario del museo, del 24 de abril al 24 de diciembre se abrirá al público la exposición Seda, Encaje y Armiño, una exquisita muestra de los opulentos trajes de la bella monarca.
4. EL BESO DE KLIMT.
La capital austríaca cuenta con más de  cien museos, entre los que destacan el Palacio Belvedere y los Museos Lepold y Albertina. El Belvedere es una de las más elegantes residencias principescas de Europa. Ahora convertida en pinacoteca, alberga cuadros mundialmente conocidos como El beso de Klimt, entre otras obras de Schiele y Kokoschka. Este palacio barroco, al sur de la ciudad, cuenta con muy buena comunicación tanto en metro como en tranvía. Si eres amante del arte moderno, no puedes perderte el Museo Leopold. Situado en el llamado Barrio de los Museos, donde acaba el casco antiguo, se ha convertido en el centro cultural más visitado. Leopold alberga la mayor colección del mundo de Egon Schiele, gran pintor y dibujante del expresionismo austríaco. Asimismo, esta pinacoteca muestra pinturas, muebles y objetos de los siglos XIX y XX.
Por su parte, el Museo Albertina posee no solamente una de las mayores y más valiosas colecciones gráficas del mundo, con trabajos como La liebre de Durero o los estudios sobre mujeres de Klimt, sino también obras maestras de la Edad Moderna, desde Monet hasta Baselitz pasando por Picasso. El Albertina domina el lado sur del Palacio Imperial.
5. BAILES PARA TODOS
Desde hace más de 200 años, Viena está considerada la capital mundial del baile. Cada año tienen lugar más de 450 bailes en los que participan unas 5.500 personas. Si lo que realmente envidias de esta ciudad es la destreza de sus habitantes para bailar el vals, su música y sus salones de baile, no te quedes con las ganas de asistir a uno de ellos. 
Salvo el Baile de la Ópera, el resto no son tan caros ni exclusivos como mucha gente piensa y el visitante es siempre bienvenido. Todos los bailes tradicionales se inician con un vals, pero después se toca un amplio repertorio de bailes de salón, desde el twist a la salsa, y también se monta una discoteca. Aunque la mayoría de los bailes se celebran durante los meses de enero y febrero, el resto del año también puedes encontrar alguno, como el Fête Impériale, el 27 de junio, organizado por la Escuela Española de Equitación. El picadero de invierno, allí donde danzan los caballos de raza lipizzana, se convierte en una enorme pista de baile de carácter imperial. La recaudación del baile se destina al mantenimiento de los equinos. La entrada cuesta 120 € y puede comprarse a través deInternet.
Para asistir a un baile vienés, es imprescindible que las mujeres vayan de largo y los hombres con esmoquin. Si no te sientes muy segura en el arte del vals, siempre puedes dar unas clases antes. En la academiaTanzschule Rueff, es posible asistir a clases sin reservar si se va en pareja (una persona sola debe registrarse antes). El precio es de 23 € por persona y tienen lugar todos los sábados a las 5 de la tarde.
GUÍA PRÁCTICA
Para sacarle el máximo partido a tu recorrido por la capital austríaca, sigue estos consejos.
Cómo llegar.-La compañía Iberia enlaza diariamente Viena con Madrid. Por su parte,Vueling ofrece vuelos diarios entre Barcelona y la capital austríaca.
Dónde dormir.
25 Hours Hotel. Reformado en 2013, este divertido hotel (abajo) te ofrece una experiencia única en el animado distrito 7 de Viena, rodeado de museos. Tiene una zona de spa y un restaurante de cocina italiana moderna. Doble, desde 110 € / noche.
Motel One Westbahnhof. Hotel moderno ubicado en Westbahnhof, una zona comercial y bien comunicada en transporte público. Sus habitaciones cuentan con wifi gratuita y están insonorizadas. Doble, desde 85 € / noche.
Falkensteiner Hotel Wien Margareten. Inaugurado en septiembre de 2013, está situado a sólo cien metros de la estación de metro Margaretengürtel y a tres paradas del centro de Viena. Conexión wifi gratuita. Habitación doble, desde 100 € / noche.
Best Western Harmonie. Hotel boutique situado en una zona residencial. El centro de la ciudad está
a cinco minutos en tranvía o a diez minutos a pie. Con wifi gratuita.Habitación doble, desde 150 €/noche.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.