Moda

“Mi misión es doblar la facturación en cinco años”

Manuel Ehrensperger, director general de Pronovias / GIANLUCA BATTISTA
A Manuel Ehrensperger (Zúrich, 1971) le gusta cocinar, pero sobre todo dirige. Este suizo se educó en la École Hôtelière de Lausanne, donde se diplomó en gestión de operaciones hoteleras. Ahora, con 41 años, solo cocina para amigos y familia. Lo que le quita más horas del día es su trabajo al frente de Pronovias, la marca nupcial líder en el mundo con sus 164 tiendas en 105 países, aparte de más de 4.000 puntos de venta. Ehrensperger es desde julio el consejero delegado y director general de Pronovias, propiedad de Alberto Palatchi.
Este directivo, que ha trabajado en Levi Strauss y Swarovski, entró en Pronovias en el momento más difícil de la compañía: en enero de 2013, su diseñador estrella, Manuel Mota, moría de forma trágica en Sitges tras 23 años trabajando para la empresa con sede en El Prat de Llobregat (Barcelona). Ehrensperger llegó meses después.
Con su fichaje, Palatchi ha acelerado la velocidad de su buque. La compañía espera superar los resultados de 2012, cuyos beneficios antes de impuestos fueron de 44 millones de euros. Además, celebra este año su 50º aniversario de historia con una exposición, un libro y un desfile para homenajear a las novias Pronovias de todo el mundo.
Pregunta. ¿Pero la gente se sigue casando?
Respuesta. Sí. Las estadísticas apuntan que las bodas en España están aumentando y también en el resto del mundo, aunque dependiendo de en qué países. En España, la crisis ha afectado, pero en el último año se ha producido un repunte.
P. Llegó a esta empresa hace pocos meses para impulsar un plan estratégico de reposicionamiento de la marca. ¿Cómo está funcionando?
R. Las cosas están yendo muy bien. Mi misión aquí es doblar la facturación en cinco años. Doblar el número de tiendas. Hemos detectado en el mundo las zonas donde no estamos para abrir más tiendas y en las que sí. En Asia tenemos poca presencia.
P. El plan les ha obligado a una reestructuración interna.
R. Sí. Las empresas se hacen con la gente. Alberto Palatchi tiene la visión. Yo debía asegurar un equipo directivo muy sólido, que ya lo tengo completo. Hemos tenido cambios, de promoción interna —gente que esperaba su momento para entrar en el comité de dirección—, y también gente que vino conmigo y de otras empresas, como Inditex. Nuestro comité de dirección es ahora muy fuerte. Hemos organizado las distintas áreas para asegurar el crecimiento. Lo hemos hecho en poco tiempo gracias a la gente y a la pasión y energía que hay en esta casa.

“China es una oportunidad. Las clases medias se casan de blanco”
P. Llegó a la empresa en un momento muy difícil por la pérdida de uno de los miembros más importantes, Manuel Mota.
R. Eso duele. Esta es una empresa familiar, la gente estaba muy tocada emocionalmente cuando llegué. Manuel Mota ha sido uno de los grandes diseñadores de la moda nupcial y para nosotros un personaje fundamental, una persona con un talento inmenso.
P. Los clientes se han quedado sin su diseñador estrella…
R. La estrategia de la compañía ha sido crear un equipo de más de 60 personas entre diseñadores, modistas y patronaje. Tenemos muchas marcas, pero el nombre es Pronovias, con 50 años de historia detrás. Lo importante es que el equipo de diseño sepa transmitir nuestros valores, interpretar la historia y reinventarla con diseños del futuro.
P. ¿Se está saliendo de la crisis?
R. Lo notamos en la venta desde hace meses. Eso es una luz verde. Estamos creando empleo. Hemos integrado recientemente a 29 personas. Es un síntoma claro de que vamos mejor, pero también es verdad que a todos nos queda mucho por hacer, para crecer y activar la economía.
P. Asia, y en concreto China, es por donde pasa el presente y el futuro de muchas empresas. ¿También el de Pronovias?

“En todos los países, sea cual sea su religión, se pueden casar con Pronovias”
R. China es una oportunidad muy apetecible donde se celebran millones de bodas. Más de siete millones de ceremonias al año, de las que más de 90.000 son en blanco. Es un mercado donde visten trajes rojos, pero también el blanco. Cada vez más, las clases medias se casan de blanco. Es una gran oportunidad para Pronovias porque no hay grandes marcas. Con La Sposa estamos consolidados. En China tenemos 88 puntos de venta multimarca. Crecemos en los mercados maduros como Italia, Francia, España y Reino Unido. El otro gran crecimiento se da en América Latina, en lugares como Brasil y México, y también en Rusia, Estados Unidos y Emiratos Árabes.
P. ¿Es complicado adaptar el gusto y los modelos a cada país?
R. Lo que me gusta de esta compañía es que hablamos de amor. Y el amor es universal más allá de las religiones y la política. Y por eso solo adaptamos estilo, pero en todos los países, sea cual sea su religión, se pueden casar con Pronovias.
P. ¿La marca España ha sido lastre o ayuda para crecer?
R. Empiezo por la marca Barcelona, Pronovias Barcelona; eso ayuda, es una gran ciudad y el nombre es muy fuerte a nivel internacional. Y Cataluña y España no son para nada un lastre; al contrario, son un gran país y una marca muy fuerte a nivel textil. Y a nosotros nos ayuda en todos los sentidos. Aunque usamos más Pronovias Barcelona.
P. ¿Se plantean salir a Bolsa?

“Una de mis tareas es asegurar que la empresa sigue siendo familiar”
R. Esta es una empresa familiar. Alberto Palatchi tiene un hijo y dos hijas. Una de mis tareas es asegurar que la empresa sigue siendo familiar y que los hijos sigan con el negocio en el futuro.
P. Alrededor del 30% de las empresas familiares españolas no llegan a ser dirigidas por la segunda generación del emprendedor.
R. Es la estadística, pero mi reto es asegurar que la segunda generación tenga el mismo o más éxito. Tenemos tiempo para prepararnos, ellos tienen muchas ganas de seguir y voy a hacer todo para que sea un éxito. Vamos a romper los esquemas. Quiero que esta empresa familiar funcione como una multinacional.
P. ¿Rosa Clará es su punto de mira?
R. No. Yo miro al consumidor. Yo me tengo que preocupar de las novias, vestimos su sueño y es su momento más importante, debo saber qué espera. Rosa Clará, como Vera Wang en Estados Unidos, son algunos de nuestros competidores.
P. La relación entre Rosa Clará y Pronovias no ha sido fácil. Se enfrentaron en los tribunales. Recientemente ha fichado a uno de los directivos de Pronovias.
R. Me alegro por ellos. Tener competidores te despierta. Creo que Rosa Clará hace un trabajo maravilloso y ayuda a dar fuerza al mundo de la novia. En esto vamos en la misma dirección. También me alegro de que uno de nuestros directivos sea director general de Clará.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.