Moda

La inspiración pictórica de Cristóbal Balenciaga en 60 diseños

Uno de los trajes de noche expuestos en el Museo Balenciaga. / JAVIER HERNÁNDEZ

Las piezas reflejan la influencia Zurbarán, Velázquez, Goya o Picasso en el modisto


El Museo Balenciaga acoge desde este viernes una nueva exposición que, a través de 60 piezas, procedentes del Museo del Traje de Madrid, refleja la influencia determinante que la pintura de Zurbarán, Velázquez, Goya o Picasso tuvo en los diseños del modisto vasco. La presidenta de la Fundación Cristóbal Balenciaga y diputada foral de Cultura, Ikerne Badiola; la directora del Museo del Traje, Helena López de Hierro, y la comisaria Lorena Delgado han presentado hoy en una rueda de prensa en el museo de Getaria El arte de Balenciaga, que permanecerá abierta al público elebrará hasta el 5 de abril de 2015.
La muestra temporal, distribuida en tres salas, recoge sesenta piezas del Museo del Traje de Madrid, de las cuales más de veinte nunca hasta ahora habían sido expuestas al público y permanecían guardadas, ha señalado López de Hierro. El objetivo de la selección, ha señalado la comisaria, es mostrar la influencia que grandes de la pintura, entre ellos también Sorolla, Zuloaga y Juan Gris, ejercieron sobre la técnica de corte, la gama cromática, la maestría y, en definitiva, la inspiración de Cristóbal Balenciaga.
A lo largo del recorrido, se establecen correspondencias entre las prendas expuestas y obras maestras como Santa Isabel de Portugal, de Francisco de Zurbarán; Mariana de Austria, Reina de España,  de Diego Velázquez, o Bailarina, de Ignacio Zuloaga, presentes en la muestra mediante nueve reproducciones de grandes dimensiones.

Trajes de Cristóbal Balenciaga. / JAVIER HERNÁNDEZ
Lorena Delgado, quien además es conservadora del Museo del Traje, ha explicado que la exposición responde a una tesis defendida por el propio Balenciaga, convencido de que «un buen modisto debe ser arquitecto en la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida».
La primera sala, dedicada a la geometría del arquitecto, establece un puente entre Balenciaga y maestros de la pintura tradicional española como Zurbarán o Velázquez, creadores de referencia que plasman el juego volumétrico presente también en algunos vestidos del modisto como uno largo, con escote palabra de honor y decoración floral bordada en hilo metálico. El segundo espacio expositivo se centra en el «eterno binomio blanco y negro» recurrente en Balenciaga, reflejo del incesante juego de elementos, que se percibe también en el exquisito equilibrio entre forma y adorno, apartado en el que se traza una línea imaginaria con Francisco de Goya a través de vestidos con drapeados de tul y preciosos bordados.
Por último, la tercera sala se centra en la paleta cromática, en los profundos rojos y negros presentes también en Zuloaga, el azul de la época picassiana y los ocres terrosos de Juan Gris. Vestidos de novia, largos, de fiesta o de cóctel, abrigos, capas, sombreros y hasta un moderno traje chaqueta de pantalón están presentes en esta exposición, que trasciende del mundo de la moda. De forma simultánea y fruto de la colaboración de ambas instituciones museográficas, este viernes también se inaugura una nueva muestra en la sala que el Museo del Traje dedica, en exclusiva, a Cristóbal Balenciaga.
La exposición, La visión del genio, la técnica del maestro, muestra inaugural del Museo Cristóbal Balenciaga en 2011, viaja a Madrid y se suma a la celebración del décimo aniversario del museo madrileño.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.