Moda

Mira en primicia el vídeo de la nueva campaña de Lacoste, dirigida por el británico Seb Edwards

Habría que estar muerto para no conocer la historia de René Lacoste: aquel campeón de tenis de los años veinte que, harto de pasar calor en la cancha, inventó el polo de piqué e hizo de su apodo, El cocodrilo, el logo más célebre del siglo. Ahora que Lacoste ya no solo vende ropa para familias acomodadas sino que desfila en Nueva York, goza de una envidiable reputación entre la juventud cool del planeta y su gama de productos abarca desde perfumes a relojes, su estrategia de comunicación ha cambiado ad hoc. Su última campaña publicitaria tiene que ver con el deporte, pero no hay canchas, raquetas o la típica narrativa de ganar-o-morir en boca de un atleta de élite.
En lugar de todo esto, una doble estrategia. Para el papel, una serie de luminosas imágenes fotografiadas por Paul Sutton; y para televisión, el realizador Seb Ewards ha obligado a su protagonista, el actor francés Paul Hamy, a enfrentarse a un reto tanto o más duro que coronar el Kilimanjaro: besar a la chica. Para quitarle azúcar al asunto, y para representar mejor el nuevo eslogan de la casa, La vida es un bello deporte, Edwards le ha dado a ese primer beso maneras de película de aventuras con banda sonora a cargo de Disclosure. El resultado es un anuncio trepidante que retrata con emoción la aventura cotidiana. Pero déjennos añadir algo igual de romántico y universal, aunque tal vez menos grandilocuente: ¿Quién no se ha puesto un Lacoste en una primera cita?

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.