Moda

La mujeres normales no venden tapas

Alexandra Shulman, editora de ‘Vogue Usa’ / CORDON

Alexandra Shulman, editora de ‘Vogue UK’, asegura que las revistas de moda son para soñar, de ahí que use modelos delgadas y hasta retocadas

«Nadie quiere ver a una persona real en la portada de Vogue. Eso lo pueden hacer gratis. La gente pregunta por qué llevas modelos delgadas, así no es la gente real». Con estas palabras la editora de la edición británica de la revista Vogue, Alexandra Shulman, defendía que en la revista que dirige desde hace ya 21 años no aparezcan mujeres normales en la portada. “Hasta cierto punto nuestra revista tiene relación con la fantasía y con los sueños, es una escapatoria de la vida real”, dijo recientemente durante una entrevista en la radio BBC conducida por la cantante Lilly Allen. La cantante, que acaba de volver a la arena mediática con un disco tras años lejos del ojo público, había expresado en otras ocasiones su disconformidad con el modelo de mujer perfecta que venden las revistas femeninas porque merma la autoestima de las lectoras. La cantante, que a menudo ha dicho sentirse “fea, gordita y bajita” tiene su propia tienda y línea de moda, lo que le confiere cierta autoridad para hablar del tema.
Sin embargo, Shulman no es precisamente una talibán del modelo de mujer anoréxica. Al contrario, ella fue una de las instigadoras de una campaña que arrancó en 2012 y a la que se unieron las 19 ediciones internacionales de la revista para evitar poner en sus portadas modelos menores de 16 años y cuyo aspecto pudiera sugerir que tenían desórdenes alimenticios. No obstante, durante la entrevista Shulmanadmitió estar harta de tener que lidiar con la pregunta sobre la delgadez de las modelos. “Estoy aburrida del tema”, afirmó. “Además ya he repetido muchas veces que creo que los diseñadores deberían hacer ropa más grande y utilizar modelos más gordas en las pasarelas. Pero creo que hoy hay mucha más diversidad que antes, la moda está cambiando” aseguró. Además de la mencionada iniciativa Shulman tiene por principio no publicar ningún reportaje sobre cirugía estética en su revista y no mencionar dietas de adelgazamiento.
Durante la entrevista con Allen desveló algunos secretos sobre una publicación que al parecer aumenta sus ventas cuando las portadas “son convencionales, con una mujer sonriendo en un vestido bonito que podría ser la vecina de al lado”. En la edición de este mes esa mujer es la chef Nigella Lawson, que aparece con apenas maquillaje en un intento de revenderse al público tras su doloroso paso por los tribunales y su sonado divorcio del galerista y multimillonario Charles Saatchi.
Shulman cumplió en 2013 veinte años al frente de Vogue UK. Sin embargo, al contrario que su homóloga estadounidense, la temible Anna Wintour, Shulman no es precisamente un icono de la moda. Al verla en los desfiles sentada en primera fila uno podría pensar que es una señora de la calle que se ha encontrado la entrada en el suelo y se ha colado en un lugar al que no pertenece. No viste a la última, -prefiere las chaquetas de punto- su pelo no pasa cada mañana por la peluquería y no se esconde, como la mayoría de las mujeres de su sector, tras unas exageradas gafas de sol. Lee y escribe libros y hasta ejerce de jurado en premios literarios, algo que no suele asociarse al sector de la moda. No ha hecho de su imagen un tema sobre el que escribir en las revistas de moda, como Wintour, pero hace tres años se inventó el Vogue festival, que este año se celebrará en Londres los días 29 y 30 de marzo. Allí se dan cita anualmente los protagonistas de una industria –y el público más fanatico- que este año podrá ver a Naomi Campbell hablar sobre su carrera o a la propia Shulman en acción, entrevistando a Valentino.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.