Actualidad,  Deco

Hello Kitty cumple 40 años

En 1974 nadie podía imaginar que la gatita de estética kawaii creada por Yuko Yamaguchi cumpliría 40 años convertida en un icono pop. Hello Kitty ha tenido una vida ajetreada, ha sido incluso embajadora de turismo de Japón en China y Hong Kong. Hoy, su cara aparece en unos 50.000 productos que se distribuyen en más de 60 países, desde papelería hasta vibradores.
Las acciones de Sanrio (casa madre de Hello Kitty) doblaron su valor en 2013 e ingresaron un beneficio de 656,82 millones de euros. «La gatita gusta a mujeres de todas las edades porque vende un concepto emocional. Muchas han crecido con ella y les genera nostalgia», asegura Verónica Baena, profesora de Marketing de la Universidad Europea de Madrid. 
Hello Kitty
Foto: Cordon Press
Será el próximo 1 de noviembre cuando el personaje que popularizó una nueva feminidad, ni sexy ni glamurosa, sino dulce e infantil, supere las cuatro décadas. S Moda lo celebra con un pastel diseñado por Christian Escribà y Patricia Schmidt, cake designers de Escribà. «He sido fan de Hello Kitty desde pequeña, tenía sellos, bolígrafos y una fiambrera», dice Patricia. «Hemos creado unpatchwork colorido y divertido, donde sobresaliese la gatita original», añade Christian. 
Entre los homenajes al personaje, Rizzoli edita un libro sobre el impacto de la felina en la cultura popular con sus colaboraciones más destacadas. Un volumen que la concept store parisina Colette ha reeditado en edición limitada. En su presentación, el pasado 26 de febrero, incluso contó con la presencia del personaje animado y su creadora, con quienes celebraron el primer evento de «abrazos a Kitty» en Europa. No sabemos si ella volvió a su Japón natal a bordo de uno de los Airbus decorados a su imagen y semejanza con los que cuenta la taiwanesa Eva Air. 
Hello Kitty
Lady Gaga subasta la muñeca inspirada en ella para donar el dinero a los damnificados del terremoto de Tokio. Su precio supera los 15.000 euros.
Foto: Cordon Press
Mundo ‘kawaii’. Lo que comenzó en los 70 como una subcultura japonesa que celebraba lo dulce, adorable, inocente y puro, hoy es una tendencia global. «Muchos de los iconos culturales y estilos japoneses se han globalizado. En el entorno actual, la empatía y amabilidad que emana Kitty tienen un atractivo y un significado especial», añade Sharon Kinsella, académica en cultura visual japonesa en la Universidad de Mánchester. Algo en lo que coincide con Teri J. Silvio, profesor del Instituto de Etnología de Taipei: «Los objetos monos suponen un alivio a la lucha de la vida diaria». 
Verónica Calafell, quien fue traductora de Yuko Yamaguchi, cuenta que, según su creadora, su éxito radica en que no tiene boca: «La gente se identifica con el personaje porque, sea cual sea su ánimo, se la imagina sintiendo lo mismo que ellos».

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.