Moda

Grafiti en zapatillas

¿De dónde procede esa relación tan estrecha por la que, en los últimos años, viven tan acarameladamente la publicidad y el arte? Si las marcas de vodka piden a los artistas más afamados del planeta que creen, con total libertad, una obra basada en su botella para amasar una colección que luego puede exponerse por todo el mundo,Converse ha ido más allá y ha reunido a dos artistas urbanos, Okuda y Suso 33, para que cubran con sus grafitis un mural especialmente dispuesto en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. La diferencia, no obstante, consiste en que los dos muralistas pintan las peticiones que fueron haciendo los internautas a través de Twitter a lo largo de la tarde. Se trata de Wall of Clash, una serie de eventos patrocinados por Converse que se están celebrando por todo el mundo. La cita con Madrid tuvo lugar el martes 18 de marzo en la sede del COAM, en la calle Hortaleza, epicentro indiscutible del moderneo madrileño (ese lugar en el que la Gran Vía se une con Alonso Martínez atravesando Chueca y a solo dos minutos de la siempre sorprendente calle Fuencarral). Allí se reunieron buena parte de los asiduos de la vanguardia de la capital española, muchos de ellos calzados con All Star, a juego con el evento, pero sin perder esos rasgos que hacen de este peculiar sector poblacional uno de los más entrañables: piercings en la nariz, camisas completamente abotonadas, brazos tatuados del hombro a la muñeca, estilismos que lleva horas hacer pasar por me-he-puesto-lo-primero-que-he-pillado…
Aunque el torrente de ideas iba llegando a través del omnipresente Twitter con el hashtag #wallofclash, los encargados de hacer realidad las peticiones fueron los artistas urbanos Okuda y Suso 33. El primero, santanderino, ha expuesto su obra en lugares tan dispares como Nueva York, Londres, Beirut y, ahora, de nuevo, en Madrid. Al segundo se lo conoce por ser el creador, en los ochenta, de La Plasta,una figura de pintura con rasgos humanos que le proporcionó un lugar en el Olimpo del arte urbano. Ambos transformaron, durante siete horas, un muro blanco en una obra pictórica. Sobre la base de tres cabezas surrealistas fueron plasmando osos, edificaciones, mesas de mezclas, pájaros…
Wall of Clash es el penúltimo de los encuentros entre arte y publicidad. Si bien Converse sorprende con un evento en el que es el propio público el que pide la obra que quiere ver representada, todos recordamos todavía la mítica serie The Hire, ocho cortometrajes reunidos en dos temporadas en los que directores de la talla de Ang Lee, Wong Kar-wai e Iñárritu creaban historias que tenían como único punto común un coche de alta gama conducido por Clive Owen. ¿El resultado? Once millones de visualizaciones en cuatro meses (en la era pre-Youtube había que descargarse el contenido), demostrando que arte y publicidad van de la mano.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.