Deco

Se vende biblioteca

Algunas de las grandes casas merecen ser compradas solo por su sala de lectura. Entre seis y 26 millones de euros.
Las bibliotecas más fascinantes del mundo suelen pertenecer a universidades ilustres; a los impresionantes hogares de personalidades insignes; y más comúnmente a países enteros, como es el caso de las Bibliotecas Nacionales. Sin embargo, existen algunas las que ilustran estas páginas que están al alcance de cualquiera. De cualquiera que pueda comprar las casas en las que se ubican, y que comercializa Sotheby’s International Realty con un precio que oscila entre seis y 26 millones de euros.
Moderna. Esta biblioteca de Dallas alberga 5.000 volúmenes en sus estanterías que van de suelo a techo. La casa donde se ubica cuesta 7.108.120 euros.

Moderna. Esta biblioteca de Dallas alberga 5.000 volúmenes en sus estanterías que van de suelo a techo. La casa donde se ubica cuesta 7.108.120 euros.
En Los Altos Hills el vecindariopremium de Silicon Valley, California, la biblioteca de The Morgan Estate que se remonta a 1914, fue una de las pasiones de su primer propietario, Percy Tredegar Morgan, empresario californiano de origen británico, que en su momento poseyó la empresa vinícola más grande del mundo.
Un sinfín de celebridades, monarcas y presidentes han pasado por esta magnífica mansión de estilo tudor inspirada en la inglesa Speke Hall. Suponemos que muchos de ellos posarían la vista en sus estanterías de caoba repletas de libros y su artesonado de oro tallado de siglos de antigüedad, originario del palacio veneciano de Grimani, que sus actuales dueños han rehabilitado con mimo.

Tesoros ocultos

El precio de la mansión es de casi 20 millones de euros. El responsable de su venta, Arthur Sharif, declina dar una cifra exacta y el valor de las joyas bibliográficas que incluye, aunque por el valor histórico de la mansión se presume alto. «Pero sí puedo contar que no todo son libros, pues la biblioteca tiene un panel secreto a través del cual se accede a un bar. Como esta magnífica propiedad fue edificada durante la Ley Seca, sus adinerados dueños escondían en él los licores. Esta sala, así pues, era un bar para caballeros donde se bebía en privado», explica.
También es secreto el nombre del nuevo dueño de la propiedad en la que, por supuesto, no faltaba una ilustre biblioteca más cara de Estados Unidos. La vendió recientemente el propio Sharif. No puede confesar la identidad de quien compró esta mansión, también ubicada en Los Altos Hills, por la que se pagaron 70 millones de euros, ya que firmó un acuerdo de confidencialidad. Si se sabe que sus vendedores eran Fred y Annie Chan, de la industria tecnológica, y diversos medios han apuntado a que su actual dueño es el billonario ruso Yuri Milner.
Clásica. La mansión de Seg Harbour de Nueva York (26 millones de euros) tiene una biblioteca que rodea a la escalera central.

Clásica. La mansión de Seg Harbour de Nueva York (26 millones de euros) tiene una biblioteca que rodea a la escalera central.
A la espera de propietario, la biblioteca de la mansión de Seg Harbour, en Nueva York, data de 2005 pero habría sido el sueño de cualquier colonizador británico. De hecho, uno la imagina antes en Shimla (al norte de la India) que en la costa neoyorquina. Y es que, esta edificación de piedra y estuco, se inspira en Edwin Lutyens, el artífice de Nueva Delhi. Y, su imperial biblioteca rodeando a la escalera central, es una clara evidencia. Además, tiene sala de lectura, siete chimeneas y un teatro. Su precio: 26 millones de euros.
La clásica biblioteca de Ellison Bay Manor, en Wisconsin, cuenta con dos pisos, escalera de caracol incluida, aunque a la parte superior también se puede acceder desde la soberbia master suite, que incluye salón, dos cuartos de baños, para él y para ella, con sus respectivos vestidores. La espectacular vivienda se asoma al lago Michigan y puede adquirirse dicen por un precio muy inferior al original: 6.340.000 euros.
Por siete millones de euros podría comprar la biblioteca más contemporánea, cuyas repletas baldas, de más de cuatro metros de altura, evidencian la pasión bibliófila de su dueño, J. McDonald Williams. Este exCEO de una de las compañías de bienes inmuebles más potentes de EEUU, vio concluir la obra de esta casa en Bluffview, un selecto barrio residencial de Dallas (Texas), en 2009. De la vivienda de líneas puras se ocupó el estudio Bodron+Fruit, que diseñó una de las bibliotecas privadas más bonitas del mundo. Y que, piénselo, ahora podría ser suya.

Más información: www.sothebysrealty.com

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.