Espectáculos

Miley Cyrus posa para la portada de Vogue Alemania fotografiada por Mario Testino

La cantante protagoniza el número de marzo de Vogue en unas instantáneas que invocan a Marilyn Monroe

Es tal la capacidad de retorno que rodea al fenómeno mediático que un personaje capaz de levantar las mismas pasiones que recelos puede vivir las mieles y hieles de la fama en una misma semana. Elepítome de tal metáfora en el último año sería indudablemente Miley Cyrus, que a pesar de su irreverente reinvención ha sido apoyada por algunos sectores del periodismo –»era un cambio necesario, y solo tiene 21″ se acuña como el mantra pro nueva Miley– pero destrozada y escarnecida por multitud de medios de comunicación, e incluso por colegas de profesión como Sinead O’Connor.

Mientras se sometía al escrutinio público, Miley ha ido recorriendo kilómetros en paralelo inherente a las críticas, y aunque se revelara que su campaña para Marc Jacobs fue inmortalizada por David Sims tras la negativa de Juergen Teller a fotografiarla, hoy la cantante con el récord mundial de visualizaciones en Vevo alcanza un nuevo cúlmen en su peculiar la relación con la moda: su primera portada para Vogue. Lo ha hecho para la edición alemana –y no americana, como se había especulado meses atrás– pero junto a un acompañante de excepción: el fotógrafo Mario Testino.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.