Autos

Mercedes Clase V

Mercedes-Benz acaba de presentar en sociedad la Clase V. Se trata del vehículo que sustituye al actual Viano y se comenzará a fabricar en Vitoria en marzo, para venderse en junio.
El proyecto ha supuesto la inversión de 190 millones en actualizar y adaptar las instalaciones, pero como Vitoria también ha participado de lleno en el desarrollo de la Clase V, el monto que de forma indirecta ha llegado supera los 450 millones.
Los responsables de la planta vitoriana se muestran satisfechos de cómo han podido convertir una fábrica vieja y obsoleta con una «inversión no desproporcionada». María Villamor, directora de calidad, explica que, aparte de incorporar más automatismos para fabricar partes del frontal que antes no se realizaban en la fábrica, se han reutilizado 400 viejos robots. Además se han optimizado las secciones de pintura, de carrocería y de ensamblaje.
Junto a las mejoras técnicas, se ha contratado a 450 nuevos empleados para un período de dos años, periodo en el que van a convivir tres modelos. Hasta marzo se fabricará la antigua Viano. A su cese y tras una parada para adaptar la línea, comenzará la Clase V y, por último, se ensamblará la Vito, la versión de carga de la Viano. La renovación de la Vito llegará en el primer trimestre del año que viene.
De este modo, Mercedes Benz tiene previsto fabricar 82.000 unidades en 2014, un 3,9% más que en 2013, a pesar del retraso que supone la parada técnica para adaptar la línea al Clase V.
Esta producción se incrementará hasta las 88.000 unidades en el año 2015. Este incremento viene derivado de «una mejora del mercado» según Andrés Orejón, máximo responsable de la división de vehículos comerciales de la firma alemana para España.
Con estas cifras, la factoría trabajará en dos turnos y una vez finalizada la transición hacia la nueva generación, de los 450 trabajadores contratados, se mantendrían cien puestos. Si la demanda rompiera al alza y se situara en el entorno de las 110.000 unidades, Vitoria establecería el tercer turno, recuperando a los 350 trabajadores restantes.
«Hemos invertido muchas horas en la formación de estos empleados», explica María Villamor que marca como tope máximo de fabricación anual 140.000 unidades.Además, señala que Vitoria está al nivel tecnológico y de calidad que exige Daimler a todas sus fábricas. E incluso cuenta con dos claves a su favor «la flexibilidad y el know how de la plantilla». Ahora el grueso de la plantilla entre 30 y 40 años conoce todos los procesos de la fábrica e incluso tienen conocimientos de alemán.
Los procesos se han optimizado también fuera de la fábrica y se actúa con los proveedores just in time; incluso con una compañía radicada en Túnez que provee todo el cableado de la Clase V.
Villamor afirma que el ritmo natural de producción a partir de junio, fecha de lanzamiento de la Clase V en la fábrica, será de 440 unidades diarias de las que el 25% serán del nuevo modelo.
Andrés Orejón prevé unas ventas del Clase V en España para 2014 de 1.000 unidades, mientras que para 2015, primer año completo de comercialización, estima unas 1.500 matriculaciones.
Para el conjunto de la división de vehículos comerciales, Mercedes-Benz planea entregar 7.500 unidades en España, lo que supondría un incremento del 29,3% con respecto a 2013. Dicho aumento estaría condicionado por la Citan, el vehículo comercial ligero de la marca, que este año ya cuenta con todas sus carrocerías y motorizaciones.

Tres longitudes, hasta 5,38 metros

En cuanto al producto en sí, el nuevo Clase V ha experimentado una renovación de su diseño, tanto en el interior como en el exterior. Así, este vehículo dispone de un nuevo aspecto exterior, en el que destaca la nueva parrilla delantera con el logotipo tridimensional, así como las luces LED.
En el interior, este vehículo ha sido objeto de un trabajo de mejora de la calidad percibida, ya que se han utilizado elementos y equipamientos similares a los de los turismos de la marca de la estrella. El Clase V se venderá con dos distancias entre ejes diferentes y con la posibilidad de escoger entre tres longitudes (de 4,89 a 5,37 metros).
La gama de motorizaciones de este vehículo en el mercado nacional estará compuesta, en el momento de su lanzamiento, por un total de tres posibilidades de elección, todas ellas diésel y de cuatro cilindros. Así, la opción de acceso será el V 200 CDI de 136 caballos, al que seguirán el V 220 CDI de 163 caballos y el V 250 BlueTEC de 190 caballos.
El propulsor de mayor potencia de la oferta de motores del nuevo Clase V se asocia de serie con la transmisión automática de siete velocidades 7G-TRONIC Plus, mientras que las otras dos mecánicas podrán incorporar esta caja de cambios como equipamiento opcional.
La compañía ha buscado dotar a este vehículo de un amplio equipamiento que aporta un valor añadido a los clientes en términos de confort, así como de tecnología y también en seguridad.
De esta forma, el Clase V puede disponer de una pantalla táctil de hasta 8,4 pulgadas, así como de sistema de sonido con 16 altavoces, de portón trasero eléctrico y de ventana practicable o de sistemas de asistencia a la conducción como el detector de fatiga, el asistente de cambio de carril, la cámara de visión de 360 grados, el asistente de viento lateral o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, entre otros.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.