Actualidad

¿Qué pasa?

Las cifras hablan por sí solas: el 6% (¿sólo? ¿tanto?) de las modelos que participaron en la última temporada otoño-invierno en los desfiles de moda son de color en EEUU; en Europa el porcentaje es menor. Y la cantidad está bajando desde la década de 1970 cuando se incorporaron al sector modelos como la somalí Iman Abdulmajid, y después Naomi Campbell, Tyra Banks, Beverly Johnson o Cynthia Bailey. Otras más recientes son Jourdan Dunn, Malaika Firth o Joan Smalls. Haberlas, haylas… A sus 58 años de edad y retirada de las pasarelas, pero activa en la industria de la cosmética, Iman, casada con el cantante David Bowie, se ha aliado con Naomi y la africana Bethann Hardison, ex agente, para llamar la atención de la escasa presencia de mujeres de color en el mundo de la moda. Y han aprovechado estos días de Semanas de la Moda para ejecutar su ofensiva. El trío de mujeres, bajo el lema ‘Coalición por la diversidad’, pisa fuerte en su cruzada para frenar la disminución de modelos de color. Las tres han firmado una carta dirigida a los organizadores de la semana de Nueva York, Londres, París y Madrid, después vendrá Milán, en la que advierten: «No importa cuál es la intención [por no escoger modelos de color], el resultado es racismo». El trío ha elaborado una lista negra de marcas (Calvin Klein, Victoria Beckham, Saint Laurent, Armani, Dona Karan, Roberto Cavalli, Gucci, Marc Jacobs y Chanel por citar algunas) que sólo utilizan una o ninguna maniquí de color en las presentaciones de su ropa, perfume, bolsos o lentejuelas. Y llaman a hacer boicot a las citadas firmas como medida de presión para que cuenten con mujeres de color o de minorías étnicas en la promoción de sus productos. Ni un calcetín, asegura Iman, que compra de las marcas que no practican la diversidad. Bethann Hardison lleva años presionando a diseñadores, administrativos, directivos de casas de moda, publicistas y organizadores de saraos de moda para que representen a todas las etnias que forman la raza humana. Las mujeres orientales brillan por su ausencia y el flujo de modelos de europeas del este que ha entrado en los últimos años en EEUU y Europa (del oeste) no está reflejado en la industria de la ropa y los accesorios. En la última Semana de la Moda de Nueva York, las modelos de color se contabilizaron en un 15% (¿sólo? ¿tanto?), en Europa el porcentaje es inferior, pero la alerta contra el racismo ya está dada.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.