Moda

Peugeot 308

Peugeot pondrá a la venta en España desde el 15 de octubre la nueva generación del 308. Es la única ocasión en la que la marca mantiene el nombre del modelo al que reemplaza, aunque un coche y otro no tengan nada que ver. Ni por fuera, ni por dentro.Por ahora sólo con cinco puertas, ya que todavía pasarán unos meses antes de que se añada la carrocería familiar SW. Peugeot, en cambio, ha decidido que este modelo no tenga las declinaciones de anteriores compactos en la casa. Es decir, que no habrá tres puertas ni tampoco CC.

El nuevo 308 da un gran paso adelante gracias al empleo de la nueva plataforma modular EMP2, usada también por el Citroën C4 Picasso: le permite ser más compacto, ligero y eficiente. Todo a la vez. Por ejemplo, las ruedas se llevan a los extremos, lo que elimina los exagerados voladizos del anterior 308 y aporta equilibrio al diseño del lateral. En este punto, no nos parece un coche de esos que te hagan girar la vista, la marca no ha arriesgado, pero a cambio contentará a casi todo el mundo.

El mejor maletero

La nueva plataforma también hace posible (mejorando habitabilidad y maletero) recortar la longitud para dejarla en 4,25 metros. Es decir, la más pequeña entre todos los compactos. También es un coche más ancho (1,80 metros) y bajo (1,46 metros) y se ha reducido el radio de giro entre aceras hasta los 10,4 metros.
El espacio para los ocupantes está en la media del segmento. Hay muy buena altura al techo, incluso con uno panorámico, pero detrás la plaza central no es buena y si quien viaja delante es muy grande, llegan las apreturas detrás.
Nuevo Peugeot 308
Con el maletero sí han sacado nota: entre 420 y 470 litros según el sistema de medición, incluyendo un doble fondo que se pierde si se pide con rueda de repuesto emergencia. Se trata de la mejor cifra del segmento. Si se abaten los asientos posteriores, el volumen útil llega a 1.639 litros, pero el suelo no queda enrasado. Tiene el borde de carga a casi 70 centímetros y el portón, hecho de composite, resulta algo duro de accionar. Sobre todo al cerrarlo y ello por la resistencia del mecanismo que lo soporta abierto.

Puesto de conducción i-Cockpit

No es una cuestión de peso, porqueel coche es 140 kilos más ligero que antes. La mitad del ahorro llega de la nueva plataforma, otros 12 kilos salen de la propia reducción del tamaño y el resto de adelantos en los procesos de producción o en los materiales empleados, como el aluminio del capó y las aletas delanteras.También han variado sustancialmente los empleados para revestir el interior, aunque alguno tan a la vista como el de la consola central inferior desmerezca respecto a los que encontramos por toda la parte superior de las puertas y, sobre todo, el salpicadero. En él destaca el nuevo puesto de conducción, bautizado como i-Cockpity que introduce elementos ya vistos en otros Peugeot, como el pequeño volante y añade otros nuevos, como la gran pantalla táctil de 9,7 pulgadas (reales son siete) que agrupa un gran número de funciones (navegación, clima, telefonía, multimedia, audio, parámetros del vehículo, Peugeot Apps…). Pero es de serie a partir del segundo nivel de acabado y tampoco todas esas funciones están incluidas.
En general el diseño es muy limpio, todo queda a mano y a la vista. O casi todo, porque según ubiquemos asiento y volante, podemos tapar algo de la instrumentación principal. Por cierto, en ésta, el cuentarrevoluciones va al revés: la aguja sube de vueltas hacia la izquierda.

Excelencia dinámica

Es la única crítica que hacer en un apartado, el de la comunicación hombre-máquina, que resulta soberbio y de lo más gratificante. El tacto de los pedales y del cambio, su ubicación, hacen que desde casi el primer kilómetro todo fluya de forma natural y se aborde cualquier maniobra sin la más mínima indecisión. En esto resulta decisiva la excelente puesta a punto del chasis y de las suspensiones, que en la parte trasera se ha colocado en un ángulo más vertical. Da igual sobre qué tipo de carretera o firme nos desplacemos: la pisada es contundente, el coche responde de forma convincente y con un alto nivel de confort. Sólo si intentamos pasar algún reductor de velocidad más rápido de lo deseado la suspensión se atraganta y el rebote llega al interiorLa insonorización del habitáculo está bastante lograda en cuanto a la mecánica y rodadura (incluso con llanta de 18) y menos en algunos silbidos aerodinámicos que surgen alrededor de los grandes retrovisores.Otro aspecto mejorable es la visibilidad posterior.
La oferta mecánica inicial está formada por cuatro motores, gasolina de tres cilindros, THP de cuatro y diésel. El arco de potencias en diésel va desde los 92 hasta los 115 caballos y en gasolina desde 82 hasta 155 caballos. Las emisiones (montando en algunos casos neumáticos de ultra baja resistencia a la rodadura) lo hacen entre los 95 gramos de CO2 del diésel de 115 caballos y los 129 de los dos bloques gasolina THP, pues ahora también existe una variante de 125 caballos. La caja de cambios puede ser manual de cinco o seis relaciones. Además, en la primavera de 2014 se incorporarán nuevas opciones. Por un lado, el gasolina tricilíndrico 1.2 Turbo con 110 o 130 caballos y las versiones BlueHDi. Esta última es la denominación que reciben las versiones diésel que cumplen la Euro 6 y se ofrecerán condos rangos de potencia: 120 o 150 caballos. En el caso de la primera, con un nivel de consumo y emisiones récord: 3,1 litros de media y 82 gramos de CO2 por kilómetro.

Versiones de prueba

Asimismo, en esa fecha será también el momento de la aparición de una nueva caja de cambios automática de seis marchas, que supone la desaparición del incomodo cambio manual pilotado y sólo eleva entre cinco y 10 gramos de CO2 por kilómetro las emisiones. Ese cambio automático, desarrollado por la japonesa Aisin, se asociará con las paletas en el volante en aquellos modelos que lleven el llamado Driver Sport Pack que permitirá ajustar la respuesta de motor, el acelerador, la dirección y el cambio entre diversos modos.Durante la toma de contacto, pudimos conducir los dos motores más brillantes de la oferta inicial. El equilibrado diésel de 115 y el brillante THP de 155, este último de nuevo formidable aunque netamente más gastón (hasta 11 litros de media) en una conducción muy exigente. La conducción fue algo más breve con una de las unidades del futuro diésel de 150 caballos (de imponente, casi innecesario empuje y más ruidoso de lo esperado) y con el THP de 125 fue testimonial.

Desde 17.100 euros

La gama disponible cuando se inicie la venta en España contempla 13 versiones. Hay tres acabados disponibles (Access, Active y Allure) y los precios oscilan, sin ningún tipo de ayuda o promoción, entre los 17.100 euros (1.2 VTi 82 CV Access) y los 24.400 euros (1.6 e-HDi 115 CV Allure). Entre los nuevos equipamientos disponibles, el llamado Driver Assistance Pack, disponible en opción por 900 euros, está formado por un regulador de velocidad activo, una alerta de riesgo de colisión y la frenada automática de urgencia que, a baja velocidad, evita un impacto o reduce su lesividad. Además, se podrá contar (de serie o como extra) con control del ángulo muerto, freno de estacionamiento eléctrico, cámara de marcha atrás que utiliza la gran pantalla a color, acceso y arranque manos libres, sistema Park Assist (primavera 2014), etc. No todas las opciones están disponibles para todas las versiones. Por otra parte, la marca francesa presentará en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt el prototipo Concept R de 270 caballos.
Nuevo Peugeot 308

Prototipo Concept R

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.