Moda

Pelo divino en primavera

El clima puede influir en el aspecto del pelo, la humedad, el aire frío y el calor artificial también pueden dañarlo. Existen algunas recomendaciones para lograr que tu pelo sobreviva después del invierno.
Por el Dr. Alejandro Chueco
Director médico de Injerto Capilar
Miembro de la Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración del Cabello (ISHRS)
M.N. N°: 78349
 Los continuos cambios climáticos no sólo provocan resfríos y gripes; también pueden afectar la salud del cabello. En el invierno las bajas temperaturas pueden hacer que tu pelo no luzca como siempre y acercándose la primavera te acercamos algunas recomendaciones para que tengas en cuenta para cuidar tu cabello lo máximo posible.
Debido a las bajas temperaturas propias del invierno, se hace más uso de los secadores de pelo y las planchitas, con lo cual el pelo está expuesto a temperaturas extremas de frío y de calor, lo que puede afectar la salud de nuestro cabello. También puede cambiar durante esta época del año  nuestra alimentación, con lo cual es bueno saber cuáles son los alimentos que nos ayudan a cuidar nuestro cabello para suplirlos.
Para evitar que esta estación del año deje secuelas y en la primavera puedas lucir un pelo sedoso y brilloso te acercamos algunos consejos:
–          Lavado del cabello: se cree que cuanta más espuma haga nuestro champú y más masajes capilares realicemos a nuestro cuero cabelludo en la ducha activaremos el flujo sanguíneo y mejor nos hará a nuestro cabello, pero en realidad para que tu pelo este saludable es necesario minimizar cuanto sea posible el contacto con agentes abrasivos. Al momento de elegir nuestro champú es bueno saber que cuanta menos espuma haga mejor es, porque nos permite limpiar el cabello sin agredir la protección natural que desarrolla nuestro cabello a través de las glándulas sebáceas.
–          Secado del cabello: durante el invierno, debido a las bajas temperaturas, usamos más el secador de pelo para evitar tomar frío al salir de casa. En cualquier estación del año es aconsejable que secar el pelo al natural, a temperatura ambiente o apenas cálido, previamente podemos usar la toalla para sacar el agua residual. Si usamos el secador de pelo debemos mantener siempre una distancia de al menos unos 20 centímetros para evitar un alto impacto de calor en la zona capilar.
–          Cepillado: Luego de lavar el cabello, sacar el agua residual con la toalla y dejarlo secar a temperatura ambiente o con secador respetando la distancia mínima podremos cepillar el pelo, lo que nos permitirá darle forma al cabello, educarlo y al mismo tiempo nos dará espacio para conocer más nuestro pelo y nos ayudará a detectar, en caso que suceda, alguna anomalía. Para realizar el cepillado es aconsejable usar un cepillo de fibras naturales.
–          Alimentación: Una alimentación basada en vitamina A, B y C, zinc y hierro hace que nuestro cabello crezca saludable. Durante el invierno bajamos notablemente el consumo de alimentos como las frutas y verduras con lo cual es preciso reforzar la ingesta de las vitaminas y proteínas que estos alimentos nos dan y suplantarlo por otros alimentos que nos ayuden a lucir un cabello sano y brilloso. Durante el otoño y la primavera aumenta la caída del cabello con lo que es aconsejable tomar suplementos vitamínicos para el cabello. Estos suplementos poseen dos aminoácidos esenciales como la L-cistina y L-metionina, que participan en la formación del cabello y las uñas.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.