Moda,  Tecnología

Clive Owen, embajador

Coches, cremas, perfumes y ahora también relojes. El actor británico Clive Owen, de 48 años, es el nuevo embajador de la firma Jaeger Le Coultre. Su gancho es la “elegancia y la humanidad”, virtudes que aceleran las ventas de todo lo que toca. En esta charla confiesa su gran admiración por la casa suiza, que propició la colaboración entre ambos. «Adoro la serie Amvox, se enteraron y se pusieron en contacto conmigo para trabajar juntos», asegura.Una lástima. Adentrándome en la biografía de Clive Owen encontré toda una novela, digna de su rostro, poliédrico, y de su fuerza dramática, incuestionable. Dicen de él que es el Alain Delon de nuestros tiempos, pero yo no lo veo tan obvio.De hecho, a veces sus ojos parecen verde azulados y otras, marrones, simples; su faz es dulce unas veces y, otras, dura y aristada como una piedra. Creo que Owen tiene sobre todo pinta de chico normal, y que por eso triunfa. Una lástima, porque quise ahondar en la vida del actor, el cuarto de cinco hermanos, nacidos en un suburbio obrero de Coventry, la Inglaterra industrial profunda. Abandonados por un padre músico de country cuando él tenía 3 añitos. Crecidos los cinco al parecer felices, bajo la batuta de una madre esforzada y un compañero que por suerte llegó y los acogió con cariño.
Reencontrado el chico con su progenitor a los 19 años: ¿qué le dijo usted a su padre entonces?, quise preguntarle. Pero Clive ya era a esa edad un avezado estudiante de dramaturgia en Londres y hoy, tanto cine a sus espaldas, estas preguntas han sido evitadas por su mánager, conocedor a su disgusto de la locuacidad sincera del actor. Así pues, centrémonos en el actor Clive Owen (Coventry, Reino Unido, 3 de octubre de 1964), que a estas páginas nos trae la relojera suiza Jaeger Le Coultre, de la que es impecable embajador. Lo entrevisto en la distancia, la que separa su casa en Londres de esta mesa, en Barcelona. Owen es un tipo muy doméstico, la familia para él es la bendición de la vida. Suele regalarse un tiempo en casa después de cada rodaje, y aprovecha para practicar los hábitos más comunes: llevar a sus hijas al colegio, recogerlas, hacer deberes…Temporadas sabáticas que a veces merecen hasta ocho meses, como después del exhaustivo rodaje de Duplicity. El actor acaba de regresar del Festival de Cannes, donde se estrenó su más reciente película, Blood Ties.
P:¿Por fin en casa, disfrutando de la familia? R:Sí, efectivamente. Acabo de terminar el rodaje de un filme en Vancouver y ahora me tomaré un tiempo de descanso, una buena temporada casera (ha rodado junto a la francesa Juliette Binoche el filme Words and Pictures, donde le veremos caracterizado de profesor de escuela, sencillo traje de chaqueta, gafas y rostro muy velludo: una imagen ‘progre’ que nos sorprenderá).
P. Cuénteme, míster Owen, ¿qué fue primero, su admiración por los relojes Jaeger Le Coultre o su elección como embajador de la firma? R. Siempre he sido un gran admirador de Jaeger Le Coultre. Adoraba la serie Amvox y de algún modo ellos se enteraron y me pidieron que fuera su embajador. Nuestra colaboración surgió de manera muy natural y orgánica.
P. Orgánico es un adjetivo que se oye mucho últimamente, pero ¿qué quiere decir con exactitud? R. Que se produce naturalmente, por sí mismo; y así sucedió con esta firma.
P. Y ¿qué es eso que tanto le atrae de esta marca? R. Jaeger Le Coultre hace simplemente relojes bonitos con la más alta calidad artesanal. El mecanismo y la historia que hay detrás de esta manufactura son algo fascinante. Además, creo que la elección de un modelo determinado dice mucho de la persona que lo lleva.
Este año la firma cumple 180 años y para celebrarlo ha lanzado la colección Jubilee, que llegará a España a partir de agosto.Master Grande Tradition Tourbillon.Movimiento automático con 48 horas de reserva de marcha. Caja en platino de 42 mm. Funciones: horas, minutos, segundos, calendario perpetuo, fases de luna y tourbillon. Edición limitada a 180 piezas. 141.000 euros.

P. Tengo entendido que nunca se desprende del suyo, apenas para dormir, ducharse y ¿qué más? R. Sí, es verdad: apenas me lo quito para dormir y ducharme, y para nada más. Siempre llevo un reloj en mi muñeca, y varío de modelo según la ocasión.
P. Y ¿qué lleva usted grabado en el Reverso? R. He pedido que me grabaran el dibujo de una prímula y el de una campanilla, que son los segundos nombres de mis dos hijas ( Hannah, 16 años, y Eve, 13). Me parece un detalle maravilloso éste de los relojes Reverso, porque es una manera de personalizarlos, un valor añadido.
P. Coches BMW, cremas de Lancôme, relojes de Jaeger Le Coultre, perfume de Bvlgari…¿Es usted un perfecto hombreanuncio? ¿Qué es lo que las firmas de lujo ven en usted? R. No tengo ni idea, de verdad. Creo que sería mejor preguntar a los responsables de imagen y márketing de estas firmas por qué se fijan en mí, qué les atrae. En cuanto a Jaeger Le Coultre, como ya comentaba, fue muy importante el que yo fuera un admirador de la casa.
P. Míster Owen, ¿tiene algo que ver personalmente con el personaje de macho alfa que interpretó en películas como Closer, Hemingway o incluso El rey Arturo? R. He interpretado todo tipo de personajes, y lo único que puedo decir es que en todos ellos he puesto algo de mí mismo, de mi personalidad.
P. Mmmm, o sea que no anda lejos… También la historia de amor de su vida real, la que le une a su esposa y madre de sus dos hijas, empezó sobre la escena, interpretando usted a un clásico masculino, nada menos que Romeo. ¿Todavía enamorado de su Julieta (la actriz Sarah Jane Fenton)? R. Por supuesto, como el primer día y después de casi 20 años de matrimonio.
P. Después de aquel feliz hallazgo ha trabajado usted junto a las más bellas y potentes estrellas del cine; por citar sólo algunas: Julia Roberts, Angelina Jolie, Naomi Watts, Monica Bellucci…Tampoco los comentarios de su relación con Juliette Binoche han tardado en llegar. ¿No arriesga demasiado, poniéndose a tiro de un posible nuevo flechazo? R. No, no, en absoluto: me encanta trabajar con actrices bellas y brillantes en sus carreras, pero soy un hombre felizmente casado, y esto está por encima de cualquier otra eventualidad. Además, mi mujer no es nada celosa: ella también es actriz.
P. Empezó a interpretar en sus años de escuela primaria y ya entonces decidió que aquel era su destino. ¿Era usted un niño muy maduro para su edad? R. No lo creo, no tengo esa idea de mi infancia. Creo, sin embargo, que fui muy afortunado por poder conocer lo que quería ser en la vida a una edad tan temprana, sólo eso.
P. Da usted la impresión de ser un padre muy comprometido y volcado con sus dos hijas. ¿Tiene esto algo que ver con cierta carencia de su infancia? R. No, en absoluto. Todos los padres deseamos criar a nuestros hijos lo mejor posible. Yo quiero que mis niñas se sientan queridas y apoyadas, y preservarlas de cualquier daño: su bienestar es lo más importante de mi vida. También me parece fundamental que ellas aprendan a respetar a los demás.
P. ¿Se siente en cierto modo culpable cuando está lejos de ellas, por su trabajo, como nos ocurre a la mayoría de las madres? R. Una de las cosas más duras de este oficio de actor es la cantidad de tiempo que pasas lejos de casa, así que, después de cada rodaje, siempre procuro quedarme una temporada razonable con la familia, sin viajar. Pero la compensación es que mis hijas suelen venir a verme en un momento dado de cada rodaje, y esto les ha permitido conocer un montón de lugares increíbles que de otro modo difícilmente habrían conocido.
P. Míster Owen, me ha alegrado mucho saber que hemos compartido un ídolo de juventud: David Bowie. Dígame, ¿lo ha conocido en persona, ahora que también usted es una estrella? R. Sí, sí, he coincidido con él un par de veces, pero yo estaba demasiado nervioso en ambas ocasiones, porque soy tan rendidamente fan de él…
P. Yo llegué a cortarme el pelo como él y vestir como un andrógino, imitando su estilo. ¿Usted también hizo chorradas adolescentes de este tipo? R. Sí, sí, me teñí el pelo de no sé cuántos colores distintos y demás. David Bowie ejerció una enorme influencia en mí durante toda mi adolescencia. Con frecuencia pienso que fue el mayor culpable en mi decisión de ser actor.
P. Ha frecuentado usted el universo hispano, trabajando con Fresnadillo, Alfonso Cuarón, Iñárritu…Siguiendo las huellas de Hemingway en España (que, a juzgar por los carteles, no fueron pocas…). Y ahora se postula para chico Almodóvar. ¿Cómo se siente en este país nuestro tan caliente, viniendo de la fría Inglaterra? R. En cuanto a los directores le diré que, lógicamente, me gusta trabajar con los mejores, y que ha hecho mención de algunos de los más grandes del cine de hoy. Y en cuanto a España, soy un gran admirador de la ciudad de Madrid después de haber rodado Intruders allí: me lo pasé tan bien… Hay gente estupenda, una comida maravillosa, un vino espectacular y un fútbol grandioso (él es hincha del Liverpool); es decir, todas aquellas cosas que realmente importan (risa).
Citas con la fama
David Beckham, futbolista inglés.

Deportistas de élite, actores y músicos son reclutados por las casas relojeras que los nombran embajadores por representar unos valores con los que firmas y público se identifican. Los famosos protagonizan anuncios y llevan sus creaciones en eventos y fiestas, en una apuesta por generar confianza en el cliente. El actor Clive Owenencarna elegancia y humanidad y Jaeger Le Coultre le ha nombrado embajador de la edición limitada que conmemora el 180 aniversario de la firma. Desde la compañía aseguran que estas series se venden en su totalidad. Así esperan hacer este año con las tres colecciones Jubilée (75, 180 y 880). Rafael Nadal, quien según el número de junio de Forbes gana 21 millones de dólares (15.740.400 euros) anuales con la publicidad, es embajador de Richard Mille. El tenista debe usar un reloj de la firma en los torneos importantes. Por su parte, Breitling ha escogido a David Beckham como imagen para su modelo Transocean Chronograph Unitime. En Omega alegan que sus criterios de selección se rigen por “la excelencia reconocida en las especialidades profesionales que eligieron y a sus esfuerzos humanitarios”. Su lista incluye a George Clooney o Nicole KidmanTambién Audemars Piguet cuenta con quien representa su filosofía, que afirma que “para romper las reglas primero hay de dominarlas”. Se identifican con su lema el tenista Novak Djokovic, el piloto Michael Schumacher y el baloncestista Le Bron James “cuya pasión por el juego lo lleva a reinventarse”. Desde la manufactura señalan que “hemos forjado relaciones con personas que comparten nuestro amor por la creatividad y la independencia”. El valor por la superación ha convertido a la campeona del mundo en inmersión a pulmón libre, Anna von Boetticher, en embajadora de Oris. “Su empuje y dedicación son habilidades que reflejan todo con lo que la marca se identifica”, ha dicho Ulrich W. Herzog, presidente ejecutivo de la firma.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.