Autos

C4 Cactus

El nacimiento del C4 Cactus ya es peculiar, puesto que el primer modelo del nuevo estilo será fabricado en la madrileña fábrica de Villaverde. Citroën, que ya hace unos años colocó el mercado una línea nueva y más sofisticada de turismos a la que llamó DS, volverá a hacerlo creando una segunda a la que llamarán C, y cuya filosofía está basada en la sencillez. Esta nueva línea C irá sumando modelos que poco a poco irán sustituyendo a su gama actual de turismos.
El prototipo Cactus, que está muy cercano al que será modelo de producción, presenta unas líneas sencillas jugando mucho con la simetría para hacer la producción más barata y eficaz. Su línea estilo crossover es contundente y robusta pero no pesada, gracias a la simpleza del diseño. Mide 4,21 m de largo, con un ancho de 1,75 y un alto de 1,47 metros (1,53 con barras), mientras que su distancia entre ejes es de 2,61 metros.

Carrocería con ‘burbujas’

Lo más llamativo de su estilo son los llamados «Airbump», unas protecciones laterales en forma de paneles protectores que incluyen unas grandes burbujas de aire. Están fabricados en un plástico más resistente que el polipropileno clásico a golpes, rozaduras y calor y ha pasado todos los niveles de exigencia y mantenimiento apropiados, según Citroën. La marca de los dos chevrones ha patentado esta solución innovadora que estará incluido en el coche que saldrá al mercado el año que viene.
Otra característica importante son los asientos delanteros estilo sofá. En el modelo de producción habrá dos asientos delante, pero jugarán con la ilusión de una única «banqueta». La idea de la marca es proporcionar un diseño más parecido al salón de casa un entorno más amigable y menos estresante. Para aportar espacio no monta palanca de freno de mano, que se aplica mediante pedal y el cambio de marchas se ejerce mediante cambio automático con un sencillo sistema de tres botones (D, N y R) y levas en el volante.

Airbag de techo

Por ello también aporta un salpicadero muy limpio, sin botonería.Toda la información y los controles pasan por dos displays separados del salpicadero. El airbag del acompañante se pasa al techo, lo que permite generar una enorme guantera que permite cargar dos botellas de agua. Este airbag de techo también pasará a la producción.
Esta idea de simpleza en el diseño ha tenido su impacto en la producción, puesto que ha propiciado el uso de menos materia prima y por tanto lo ha abaratado. Igualmente la marca pretende que esa sencillez se traslade al uso y mantenimiento y a sus costes. Del precio del futuro C4 Cactus de producción se sabe que será asequible, pero en ningún modo un low cost

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.