Autos

VW Golf Variant

VW sigue deshojando la margarita del Golf VII, del que hace unas semanas presentó sus dos variantes más racionales: el familiar Golf Variant y el ecológico Bluemotion. Ahora, toca cambio de tercio para desvelar el desarrollo más extremo, bautizado como Golf R al igual que en las generaciones previas (también hubo R32). De hecho, respecto al basado en el anterior Golf, el nuevo R llega con un nuevo motor (aunque también gasolina de dos litros con inyección directa y doble turbo) y 300 caballos. Es decir, 30 más que antes si bien como es habitual en cada renovación y exigible, menos consumo y emisiones: hasta un 18% menos, o 1,5 litros en el gasto medio. En concreto, la versión con el cambio de doble embrague DSG se conforma con solo 6,9 litros (y 159 gramos de CO2 por kilómetro). En el caso de la caja manual, el gasto es de 7,1 litros. En cuanto a las prestaciones, aunque la velocidad máxima (limitada) sigue estando en los 250 km/h, se ha reducido el tiempo para acelerar: sólo 4,9 segundos en el 0 a 100 km/h con cambio DSG (5,1 segundos el otro).
En las dos versiones la tracción es integral y confiada a la última generación del sistema 4MOTION con un embrague Haldex de quinta generación. Además, se han introducido mejoras en las suspensiones, en la progresividad de la dirección (con solo 2,1 vueltas entre topes frente a las 2,75 del Golf normal) y la carrocería está dos centímetros más cerca del suelo (y 5 mm más que en un Golf GTI). Los frenos, por su parte, tienen 340 mm de diámetro delante y 310 detrás.
Y la deportividad se ha llevado hasta un punto desconocido con detalles como la posibilidad de desconectar por completo el control de estabilidad, para rodar en circuito; o añadiendo el modo Race, que hace más rígida la respuesta del chasis y más rápida la del acelerador y cambio. Aparte de esta modalidad, el sistema Driving Profile Selector cuenta con otras cuatro variantes: Eco, Comfort, Normal e Individual. Pero para disponer de ellos hay que pedir, como elemento opcional, la suspensión de dureza variable DCC. Los cambios que exteriormente identifican al coche se encuentran en los parachoques especialmente diseñados, las taloneras del lateral, las llantas de aleación de 18 pulgadas, las luces diurnas LED de nuevo diseño (tienen forma de U) y las cuatro salidas de escape. En el interior, destacan los asientos deportivos realizados en tela y Alcántara. El Golf R se comercializará en el último trimestre del año, con carrocería de tres y cinco puertas y un precio de arranque que debería rondar los 38.000 euros.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.