Actualidad

Veraneo en los Hamptons

Un verano más, los exclusivos Hamptons acogen a la elite neoryoquina, así como a estrellas hollywoodienses. Allí coincidirán los Clinton -quienes han alquilado a un donante republicano una mansión por 200.000 dólares (150.550 euros) al mes-, Jack Nicholson y su ex Angelina Houston y Gwyneth Paltrow, quien ya ha enfadado a algunos de sus ilustres moradores tras una ‘escenita’ en un tradicional acto benéfico. La actriz -que acaba de publicar un controvertido libro de dieta- era una de las atracciones de la ‘Noche de los Escritores’, un evento para recaudar fondos para la East Hampton Library. Pero enfadó a los otros literatos: «Entonces la divinidad en cuestión llegó con su maridito, los niños y un par de macizos guardaespaldas. Sus fieles me impedían ver, ocupando mi pequeño espacio sobre el que dejaron su basura y apoyaron sus traseros», ha denunciado ahora en su blog la novelista Christina Oxenberg, quien «debido a la inflexibilidad del alfabeto» tuvo «la dudosa buena fortuna de estar sentada justo junto a Gwyneth Paltrow».Oxenberg denuncia además que, tras abandonar su mesa para saludar a otros colegas, los guardaespaldas de Gwyneth no querían dejarla volver a su puesto. Su venganza, dejar un plato de hamburguesas allí donde la sanísima Paltrow pudiese verlas. «Ella ignoró el canto de sirena de las proteínas», lamenta. El escritor Jay McInerney, por su parte, manifestó su queja a través de las redes sociales: «La noche de los autores en la East Hampton Library, secuestrada por estrellas de cine con libros de cocina escritos por negros«. Otras estrellas de cine que disfrutan del verano en los Hamptons son Jack Nicholson -invitado a la casa del productor de Saturday Night Live- y su ex Anjelica Huston. Aunque ambos llegaron en el mismo grupo, ella se alojará en la casa de otro matrimonio amigo, el músico ‘Jimmy’ Buffett y su mujer Jane.
El alquiler de los Clinton: Otros habituales de los Hamptons son el matrimonio Clinton, unos enamorados de este enclave, donde ya veraneaban cuando eran el matrimonio presidencial. Durante los dos últimos años, el matrimonio Clinton alquiló una casa al magnate Elie Hirschfeld, pero tras una disputa financiera con el propietario han decidido arrendar otra vivienda, según el New York Post. La nueva mansión elegida por el matrimonio cuenta con seis habitaciones, una piscina climatizada, acceso directo a la playa, un gimnasio y un masajista a domicilio. Hirschfeld confirmó al rotativo que alquiló durante dos años su casa a los Clinton, pero al final del verano pasado hubo una discusión en relación a la cantidad del depósito de garantía, aunque aseguró que todo se solucionó con un «acuerdo amistoso». Otras fuentes citadas por el Post apuntaron que Bill y Hillary Clinton no estaban satisfechos con la cantidad de dinero que les devolvieron de este depósito. Así, se espera que el matrimonio llegue este fin de semana a disfrutar de sus vacaciones a los Hamptons en esta mansión, situada en un terreno de 35.000 metros cuadrados y propiedad de Michael Saperstein, un donante republicano que aportó 15.000 dólares (11.200 euros) para la campaña presidencial de Mitt Romney el pasado año. Pero no todo es perfecto en esta mansión, ya que cuenta con un inconveniente que preocupa a los Clinton: una casa vecina que está a la venta y desde la que temen que podrían ser espiados.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.