Cocina

Dulce tentación

Además de endulzar un desayuno o merienda, una galleta es la base perfecta para expresar sentimientos. Margot Besora y Laura Olaizola lo demuestran en cada una de sus artísticas creaciones. «Con una galleta podemos dar las gracias, felicitar, agradecer, sorprender, alegrar, hacer reír… Y si esos mensajes se pueden oler y saborear, ¿qué mas se puede pedir?». La idea surgió en el festival de animación ANIMAC, donde ambas se conocieron. «Venimos del mundo audiovisual. Margot llevaba la producción, y yo, la comunicación», explica Laura. Juntas, formaron un tándem perfecto. «Margot es una persona muy creativa, y no podía parar de hacer elementos de merchandising, como camisetas, bolsos y… ¡galletas!», recuerda.
[foto de la noticia]
De aquella promoción comestible surgió una oportunidad de negocio. Las chicas no sólo unieron su talento, también las dos últimas sílabas de sus apellidos para formar su propia empresa,‘Sora y Zola, cookies y happy eventos’. Un cumpleaños, una boda, aniversarios, el día de la madre… «Para celebrar, todo es poco. Nuestra filosofía es transmitir buen rollo y energía positiva en una elaboración artesanal. No tenemos prototipos, cada galleta es especial y personalizada«, aseguran. Por el momento, las chicas compaginan su nueva aventura con otras actividades, aunque nunca se sabe. «Lo que nos llena de verdad es hacer de los instantes recuerdos inolvidables«.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.