Autos

458 Speciale

Se quejó Fernando Alonso tras el GP de Hungría de la flojera de su Ferrari y al presidente Luca Cordero de Montezemolo le faltó tiempo para darle un buen tirón de orejas. Bueno, pues eso será en los circuitos, porque para el asfalto del día a día la marca italiana sí es capaz de hacer coches que superan todo lo hecho hasta el momento.
Como el 458 Speciale, un desarrollo muy especial realizado a partir del 458 y que ostenta varios récords dentro de la casa. Asimismo, en él se han volcado varias soluciones inéditas que irán incorporando en el futuro el resto de Ferraris. Hablamos, por ejemplo, de una carrocería dotada con una compleja aerodinámica activa puesta a punto en colaboración con Pininfarina. Por un lado, los elementos móviles colocados tanto en la parte delantera como en la zaga no sólo reducen la resistencia al aire –este 458 Speciale es el Ferrari más aerodinámico de la historia- sino que garantizan una adherencia óptima en cualquier circunstancia.

La mejor relación de potencia específica

La cuestión no es menor cuando bajo el pedal del acelerador hay 605 caballos, la mayor cifra extraída nunca por la marca de un propulsor V8 atmosférico. Como éste, con disposición central trasera, tiene una cilindrada de casi 4,5 litros, basta una simple división para llegar a los 135 caballos por litro que, ahora sí, es record mundial en un propulsor sin turbo para uso en un coche de calle. El rendimiento es igualmente extraordinario si se tiene en cuenta el peso, ya que entonces resulta que cada caballo sólo tiene que mover 2,35 kilos.
Lógicamente, el coche no se ha quedado en un ejercicio de fuerza bruta ya que también se han introducido mejoras que optimizan el control y la precisión en esas situaciones límites por las que no será transitar. Sobre todo, porque muchos de sus usuarios serán habituales en sesiones privadas de circuito. En este sentido, el 458 Speciale lleva el sistema SSC, que permite alcanzar unas cotas inusuales en el deslizamiento lateral del coche gracias a la gestión tanto del propio par (a través del eficaz control F1-Trac) como de su reparto entre las dos ruedas posteriores. Por cierto, estas (como las delanteras) son unos Michelin Sport Cup2 rediseñados especialmente para, entre otras ventajas, ser mucho más consistentes en un eventual uso en circuito.
Todo lo anterior se puede resumir en algunas cifras: el 0 a 100 km/h se cubre en sólo tres segundos, seis después ya se rozan los 200 km/h y como la consistencia general lo admite, el 458 Speciale no necesita bajar drásticamente el ritmo cuando lleguen las curvas: es capaz de soportar unas aceleraciones laterales de 1,33 g, una cifra nunca antes alcanzada por un Ferrari.
Los afortunados que puedan permitirse uno no tendrán que esperar en demasía. El coche se pondrá a la venta a finales de año, tras su debut en el próximo Salón del Automóvil de Francfort, por un precio aproximado de unos 240.000 euros.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.