Moda

Perris Rose de Taif

Perris Montecarlo llevaba tiempo dándole vueltas a la cabeza para crear un aroma especial alejado de las convenciones comerciales. Durante sus frecuentes viajes a Arabia Saudita dio con ese ingrediente único que estaba buscando: la Rosa de Taif.
La perfumería moderna no había utilizado hasta la fecha esta preciada flor que crece en una de las mejores áreas para el cultivo. De ahí que para el mundo árabe Taif se haya convertido en un hermoso jardín paradisíaco alejado de la aridez del desierto que predomina en la zona. Sobre un suelo muy fértil con altitudes que alcanzan los 1500 y 2200 metros sobre el nivel del mar, se desarrolla un aroma único en el mundo: poderoso, fresco y sofisticado. Las rosas se recolectan una a una al amanecer, tan pronto como se activan con la temperatura y la actividad solar. Algunas de ellas se convierten en aceites esenciales muy codiciados fuera de Europa. El proceso de extracción, que se debe al filósofo árabe Avicena, consiste en incorporar 12.000 flores en un alambique sin ningún tipo de filtro y mezclarlas con agua. Posteriormente, los alambiques son sellados, se produce el fuego y se decantan dando lugar a un aceite de Rosa de Taif muy puro que puede alcanzar los 1000 euros por cada 10 ml. Tras descubrir este precioso diamante, el perfumista ha ideado una fragancia con la que experimentar grandes emociones. La Rosa de Taif es la absoluta protagonista de un cóctel que armoniza con otras materias primas como el limón, la nuez moscada y el geranio en la salida y un fondo de musk rosa y absoluto de rosa de Damasco. Para darle un aire más internacional, la marca propone un envase de oro que, en un solo giro de tapón, destapa un tesoro líquido. Perris Rose de Taif EDP 100 ml: 125 euros.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.