Actualidad

Robo multimillonario en Cannes

Las actrices Zhang Ziyi, con un espectacular collar y Ludivine Sagnier, en la alfombra roja de Cannes. / GETTY

El jueves por la noche la gran fiesta en Cannes la organizaba la casa de joyas Chopard que entregaba como cada año sus trofeos a los actores emergentes del momento. La madrileña y el británico Jeremy Irvine (Warhorse yGrandes esperanzas) fueron los elegidos en esta edición, y recibieron sendos galardones en una gala en la que Colin Firth ejerció de maestro de ceremonias. Por supuesto, la mayor parte de las actrices pasearon diseños de la joyería suiza, que junto a patrocinar el festival fabrica la Palma de Oro que se otorga a la mejor película. Como durante el festival de cine hay dos o tres alfombras rojas diarias, además de innumerables eventos caritativos y actos promocionales, Chopard no solo guarda sus joyas en la tienda que posee en La Croisette cerca del hotel Majestic, sino en diversos lugares de la ciudad. Y en uno de ellos, el hotel Novotel del bulevar Carnot, a escasos 15 minutos del Palacio de Festivales, y que ni siquiera es el establecimiento más caro de la cadena hostelera en esta ciudad, los ladrones se llevaron en la madrugada del viernes joyas de Chopard por valor de un millón de dólares (770.000 euros) de la habitación de un empleado de la joyería. Hacia las cinco de la mañana, según fuentes de la policía judicial de Niza, los cacos desempotraron la caja fuerte con las joyas en su interior, y se llevaron continente y contenido enteros. Un portavoz de Chopard no quiso desvelar qué joyas (o relojes o accesorios de lujo, que la firma suiza también los fabrica) habían sido las sustraídas. Al menos no fue la Palma de Oro: el festival ya ha comunicado que su máximo galardón –que es de oro, pesa 118 gramos y está valorado en más de 20.000 euros- se encuentra a buen recaudo. El Suite Novotel donde ha ocurrido el hurto es un edificio moderno, en donde ayer por la tarde había aún algo de presencia policial, y que recibe a los visitantes estos días con cortinajes rojos y una inmensa Palma de Oro. En cualquier caso la historia de la Costa Azul está plagada de grandes robos, de hurtos de joyas, cuadros y dinero. Incluso Alfred Hitchcock rindió homenaje a esa tradición en 1955 en Atrapa a un ladrón, en la que Cary Grant encarnaba a El Gato, un ladrón de guante blanco en la Riviera francesa. Por lo menos él dejaba las cajas fuertes.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.