Actualidad

«No se dejen robar la esperanza»



El Papa Francisco y su primer Domingo de Pascua

Ha llegado en silencio; prácticamente con los ojos cerrados, concentrado en su primera misa de Domingo de Ramos como Papa.Tras la procesión de las palmas, la bendición de los ramos, la incesación del altar y las lecturas; Francisco se ha dirigido a los miles de fieles congregados en esta fría mañana en la plaza de San Pedro.Un discurso en el que Jorge Mario Bergoglio ha hablado de los males de la Humanidad: las guerras, la violencia, la corrupción, pero también de la alegría; porque -ha dicho el nuevo Papa- un cristiano jamás puede ser una persona triste. Así ha pedido a los fieles que nunca se dejen robar la esperanza.
Además,Francisco mencionó de improviso una anécdota de su niñez en la Argentina. «Mi abuela solía decir, ‘los niños y las mortajas no tienen bolsillos*», una referencia al dicho de que «nada material puedes llevarte al otro mundo».
En su homilía, Francisco dijo que la alegría de la Iglesia «no nace de poseer muchas cosas sino de haber conocido» a Jesús. Esa misma alegría debería mantener joven a la gente, agregó.
Tras la misa Bergoglio se ha montado en el que parece va a ser su papa móvil, un jeep descapotable  y ha saludado a las personas venidas de todo el mundo incluso se ha bajado para saludar a unos viejos conocidos.Arranca así la primera Semana Santa del Papa Francisco. Una Semana Santa que promete sorpresas y novedades. El vaticano ya ha anunciado que Bergoglio no celebrará la misa de la cena de Jueves Santo en la catedral de Roma, como es tradición sino en un centro penal de menores de la capital italiana.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.