Moda

Inés de la Fressange: una mujer con estilo


Inés de la Fressange, ex modelo de Chanel y ahora imagen de la mítica firma Roger Vivier, está convencida de que una mujer puede resultar muy chic vestida de mercadillo siempre que en los pies lleve algo muy especial. En los desfiles de Alta Costura de París se llevó una cámara de fotos y disparó sobre invitados,celebrities top models.
A sus 53 años, la que fuera musa de Karl Lagerfeld, continúa siendo el símbolo de la feminidad y la elegancia natural. Su vida está en París, donde compagina su papel de madre con la de ser imagen de Roger Vivier. La mítica marca de zapatos, propiedad de Diego Della Valle, ha encontrado en la modelo el reflejo del espíritu Vivier: originalidad, elegancia y exclusividad. 


Su vida

Perdió hace unos cinco años a su marido, del que estaba muy enamorada, pero sus hijas Nina y Violeta (16 y 11 años) y el trabajo la ayudaron a salir adelante. Amiga íntima de Carolina de Mónaco, puede vanagloriarse de ser la única modelo que ha desfilado en las pasarelas a los 45 años: «Lo hice paraMoschino y Hermès. Pero creo que ya se cerró esa etapa de mi vida, con la edad que tengo», certifica. 


Trabajo con Roger Vivier

Casi siempre enfundada en tejanos y camiseta, con una chaqueta deshilachada de Chanel o un cardigan de Isabel Marant, posee el esqueleto más glamuroso del mundo de la moda de las últimas décadas. Para Inés, las creaciones de Roger Vivier se ajustan a la perfección al concepto de lujo tal como se entiende hoy, «algo que incluye creatividad, elegancia y tradición unidas a un proceso creativo plenamente artesanal». Se confiesa satisfecha de formar parte del equipo: «Mi labor es muy interesante gracias a la figura de Diego Della Valle, presidente de la compañía. Es todo un lujo trabajar con él». 

Zapatos, accesorio básico

«Se puede ir vestida de mercadillo, pero el calzado aporta siempre ese plus que transforma la imagen», confiesa Fressange. «Son fundamentales, nunca pueden obviarse: el simple gesto de ponerse una sandalia determinada dice mucho de uno mismo». 

A ella le gustan los modelos que diseña Bruno Frissoni para Roger Vivier,«transmiten personalidad, son femeninos, con un toque clásico, pero modernos al mismo tiempo. Todo un sueño para las mujeres». Para Inés, los complementos ocupan, hoy día, el primer plano en el mundo de la moda. «Es como llevar un perfume muy especial, aportan esa dosis de refinamiento que te hace sentir mejor, y potencian tu aspecto. Para mí, los más importante son los zapatos y, despué, situaría el bolso, las gafas, los cinturones y la bisutería».

Su armario

Se confiesa sidua a los mercadillos. «Siempre estoy revolviendo en los puestos en busca de cinturones , bolsos y joyas vintage». «Me gustan las piezas antiguas y la bisutería de la India. Mis perlas suelo utilizarlas sobre una sencilla camiseta negra». Un look perfecto: «Un vaquero desgastado y mi cazadora de cuero de Lanvin, que nunca abandonaré». Y por supuesto, mi colección de zapatos de Roger Vivier, aunque he de confesar que casi todos son planos». Insiste en que el secreto del estilismo es mezclar y sentirse cómoda. «Necesito ropa adecuada, porque mi día a día es frenético. Si quisieras seguirme necesitarías tomar una dosis extra de vitamina C». 

¿Qué es estilo?  

«Yo creo que la elegancia es algo que surge del interior de uno mismo, no podemos adherirla a la piel, como un adorno. No voy a negar que me atrae la ropa de grandes firmas, pero tengo el armario lleno de prendas casuales. Mi único secreto es mezclar las dos cosas. Muchas veces me cuelo en las tiendas de ropa para gente joven y me llevo ropa, que luego mezclo con mis piezas de Prada y Chloè. Trato de tener un estilo ecléctico, con un punto rockero y siempre procuro evitar el look burgués».

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.