Salud

El Poder del Masaje con Piedras Calientes

Aunque está de plena actualidad, no es precisamente una técnica nueva. El masaje con piedras calientes ya se utilizaba en la antigua Roma, donde en las termas se tumbaban sobre mármol frío después de un baño caliente. También, en las culturas amerindias, las mujeres usaban las piedras calientes para combatir los dolores menstruales. “Actualmente mucha gente busca métodos efectivos para crear un equilibrio no sólo en el cuerpo físico, sino en sus emociones y pensamientos. Este equilibrio permite que las energías del cuerpo mantengan un estado constante de salud y bienestar”, explica la experta Marina Assir, directora de  Templo del Masaje. 

¿Para qué sirve? Su utilidad es muy amplia: elimina toxinas,potencia el metabolismo, alivia dolores menstruales y de espalda, reduce el estrés, relaja y ayuda a conciliar el sueño (combate el insomnio).“Elimina la hiperactividad mental, ya que disminuye  la secreción adrenal, permite bajar el ritmo respiratorio (aumenta la capacidad pulmonar, hace que las respiraciones sena más profundas), regula la presión arterial y el pulso, y ayuda al cuerpoa relajarse y recuperarse”, añade la experta.

¿En qué consiste? “Existen distintas técnicas de Terapia con Piedras,  la Stone, que es el masaje original con piedras frías y calientes, oTerapia Riverstone, con piedras de río. La geoterapia mineral es una manera de utilizar el poder de la naturaleza para nutrir, curar y reequilibrar. El paciente no sólo siente el calor sanador de las piedras, sino que también experimenta el efecto de los minerales”, explica la edirectora de Templo del Masaje. Y es que el calor, en combinación con el masaje que se realiza y el poder magnético que transmiten las piedras, aporta energía, oxigena la piel, revitaliza, relaja… “En el masaje, aparte de las piedras, se usan aceites ricos en minerales y oligoelementos”, puntualiza.

El masaje consiste en poner las piedras en distintas zonas determinadas del cuerpo que son puntos energéticos, como la columna vertebral, el abdomen, la frente…, esto  provoca que se dilaten los vasos sanguíneos y linfáticos y que se estimule la circulación. Luego se aplica aceite y se realiza un masaje terapéutico. ¿Cómo? Marina explica:  “Las piedras no son solo un instrumento de masaje, también llevan energía espiritual. Hay piedras especiales para el trabajo con la columna y chacras, mientras que el resto se utilizan para masajear el cuerpo.  Los chacras principales son zonas energéticas que discurren a lo largo del meridiano central del cuerpo. Se trata de puntos extremadamente relajantes, nutrientes y agradables cuando se ponen las piedras sobre ellos. Aún después de acabar el masaje, los minerales siguen ejerciendo su acción en cuanto a ayuda en las funciones de desintoxicación, eliminación del dolor, hidratando y relajando”.

¿Qué clase de piedras se usan? “Las piedras más comunes que se utilizan son basálticas, de grano fino y color verde oscuro o negro, de origen  volcánico (se forman debido a la cristalización del magma). Se encuentran normalmente en el fondo del océano, donde el flujo constante del agua causa la erosión. Son de distintas formas y tamaños, por eso se utilizan en distintos contornos y áreas del cuerpo. También se emplea el mármol (terapia con piedras frías)”, agrega. Cuanto más densas y oscuras sean, más cantidad de hierro presentan, lo que  ayuda a retener el calor por más tiempo. En este tipo de terapia  se utilizan más de 60 rocas diferentes. La temperatura nunca puede exceder los  50 grados.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.