Moda

Almodóvar vuelve a apostar por la moda española en ‘Los amantes pasajeros’

Davidelfín ha diseñado los uniformes de la peculiar tripulación de la película
Tras el Oscar por ‘Mujeres…’, las firmas internacionales se pusieron a sus pies

La moda siempre ha sido ‘la otra chica Almodóvar’. Y, es que, si por algo se caracteriza el director manchego es por cuidar la estética y el vestuario de sus películas tanto como el guión o el casting. No es casualidad, por tanto, que en la filmografía de Pedro Almodóvar encontremos desde la moda más ‘in’ de los años de ‘la movida’ y los coloridos noventa, hasta piezas exclusivas de firma dignas de un museo. Incluso, descubriremos un vestuario de altos vuelos.
Mañana se estrena en las salas españolas ‘Los amantes pasajeros’, última cinta de nuestro director más internacional, que regresa a la comedia histérica de sus inicios y, también, a la moda española. Su amigo, el diseñador Davidelfín, es el autor de los uniformes de la tripulación de este vuelo alocado, en el que también encontraremos piezas de Gucci, Dior y Prada, entre otras firmas.
El cine de Almodóvar es un ‘must’ y, por eso, haremos un repaso de la moda más ‘almodovariana’ a través de sus películas.
Icono de la movida madrileña y del pop art más castizo, Pedro Almodóvar siempre ha ido un paso por delante de convencionalismos y de lo que se espera de un director que triunfa a nivel internacional.
Ha conseguido algo tan complicado como es mezclar la moda ‘underground’ con el traje de los domingos para ir a misa en el pueblo y que las masas lo aplaudan. Y ha hecho de un papel pintado con aires ‘sesenteros’, una mesa camilla con un mantel de cuadros y una mujer vestida con un traje de látex, su sello inconfundible de identidad.

De Alvarado A Gaultier

En los primeros años de su carrera, el ‘street style’ y la moda ‘low cost’, es decir, lo que los actores de sus películas de bajo presupuesto tenían por casa, era lo que mandaba.
No fue hasta finales de los ochenta, y ya era un director a tener en cuenta, cuando Almodóvar comenzó a trabajar con diseñadores españoles como Francis Montesinos –que firma el  vestuario de ‘Matador’ (1986)- y Antonio Alvarado –que se encargó de vestir a las protagonistas de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (1988)-.
Con su primer Oscar llegó la fama internacional y su alianza con grandes casas de moda como Chanel, Armani, Dolce & Gabanna y, sobre todo, Jean Paul Gaultier.
El ‘enfant terrible’ de la moda francesa diseñó el indescriptible vestuario de ‘Kika’ en 1993 y siguió colaborando con el director español hasta 2011, cuando creó el inquietante traje de ‘piel’ de Elena Anaya para ‘La piel que habito’.



Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.