Autos

Toyota RAV4 gana espacio

  • Nuevo motor 2.0 litros D-4D diésel con Stop & Start y 127 g/km de CO2
  • Tracción delantera o a las cuatro ruedas
  • Sistema integrado de conducción dinámica con control de viraje
  • Nueva posición de conducción con mejor visibilidad delantera
  • El último RAV4 agradará a las familias que quieren más espacio de maletero, un estilo exterior elegante, interior de calidad, nuevos sistemas de control dinámico de conducción y motores de bajo consumo.
    Toyota presume de haber creado el mercado de los todocaminos compactos, con el lanzamiento de su primer RAV4 (Recreational Active Vehicle with 4 Wheel-Drive) en 1994, y quiere seguir liderando el segmento.
    En 2010, había diez modelos distintos en el segmento de todocaminos compactos; ahora hay 19 para escoger. Las tres generaciones del RAV4 -disponibles en más de 150 países-acumulan unas ventas de más de 4,5 millones de unidades desde 1994, 1,2 millones en los mercados europeos.
    Actualmente, el segmento de todocaminos compactos es uno de los pocos que aún crecen en Europa, con unas ventas que aumentaronalrededor del 180% entre 2008 y 2012. En 2011, las ventas en Europa occidental ascendieron a 772.346 unidades, a las que se sumaron los 265.647 vehículos vendidos en Rusia.
    Exteriormente el RAV4 incorpora la nueva línea de diseño de la marca estrenada por el nuevo Toyota Auris. Ahora es más largo y más ancho, pero 2,5 centímetros más bajo: mide 4,57 m de longitud, 1,84 m de anchura y 1,66 de altura.
    Ha ganado en tamaño y eso se nota en su espacio interior. Las plazas traseras son más habitables y el maletero pasa de 410 litros a 547 litros y el volumen de almacenamiento bajo la bandeja es de 100 litros, ya que todas las versiones equipan de serie kit de reparación de pinchazos y la rueda de repuesto es un accesorio que se puede solicitar.
    La gama de motores cuenta con dos diésel, un nuevo D-4D de 2.0 litros y 124 CV con una transmisión manual de seis velocidades y un D-4D de 2.2 litros y 150 CV que puede equiparse con la transmisión manual de seis velocidades o una automática.
    Y un motor de gasolina Valvematic de 2.0 litros y 151 CV, combinado con cambio manual de seis velocidades o una transmisión MultiDrive S (sistema de Transmisión variable continua). La tracción es a las cuatro ruedas con los dos motores más potentes y el de menor potencia a las ruedas delanteras.

    Trayectoria controlada

    Todos presentan una reducción de las emisiones de CO2, con una media aproximada del 11 %. El diésel de 124 CV está equipado con el sistema Stop & Start, lo que permite reducir las emisiones de CO2 hasta 127 g/km y un consumo medio de 4,9 litros a los cien kilómetros. Los dos motores diésel que hemos probado, con cambio manual, dan buena respuesta tanto en vías rápidas como en carreteras viradas.
    A destacar el sistema integrado de conducción dinámica -no disponible en la versión de 124 CV-, que incorpora un nuevo modo Sportque se activa mediante un botón en la parte inferior del salpicadero y asegura un viaje tranquilo al dar más estabilidad y agilidad en todo tipo de pavimentos.
    Este sistema gestiona el control dinámico del par 4×4, el control de estabilidad y la dirección asistida eléctrica. En modo normal la transferencia de par a las ruedas traseras se activa también cuando el sistema detecta el subviraje en curva, no sólo cuando las ruedas delanteras empiezan a patinar.
    Ahora, si se conecta el modo Sport, la transferencia de par a las ruedas traseras comienza incluso antes de que se produzca el subviraje. Este modo ayuda al conductor a mantener la trayectoria y se nota como corrige nuestros fallos.
    La nueva posición de conducción ofrece buena visibilidad delantera y los asientos deportivos, montados de serie en las versiones medias y superiores, ofrecen un buen nivel de sujeción. Los asientos traseros, abatibles con una división 60/40, son ahora más cómodos.
    Los acabados en el interior han mejorado notablemente en el nuevo RAV4. Los detalles cromados resaltan el cuadro de mandos del conductor, las rejillas de ventilación, los instrumentos de la consola central y el cambio de marchas, y tanto las botoneras de las puertas como el túnel de transmisión presentan un acabado con paneles de fibra de carbono simuladas pero no muy conseguido.
    El motor diésel de 124 CV se ofrece en dos acabados, Active y Advance, mientras que las versiones más potentes disponen de Advance y Executive. De serie, todas las unidades montan faros antiniebla y de circulación diurna tipo LED, retrovisores eléctricos y calefactables, 7 airbags, cierre centralizado con mando a distancia, USB, mandos integrados en el volante, manos libres Bluetooth, sensor de presión de neumáticos, control de asistencia al arranque en pendiente…
    Puede incorporar la apertura y cierre del portón -ahora se abre hacia arriba- eléctrico, de serie en la versión Executive y opcional en el acabado Advance.
    El sistema de alerta por cambio de carril o el detector de ángulo muerto son otras de las posibles opciones tecnológicas.
    El vehículo puede ir equipado con llantas de 17» o 18» y estará disponible en nueve colores distintos para la carrocería, incluidos tres nuevos en la gama del modelo: Azul grisáceo, Verde y Negro.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.