Moda

Pret A Porter – Milán Dolce & Gabbana


La opulenta espiritualidad de Dolce & Gabbana alcanza, en la colección otoño-invierno 2013/2014 de la firma, una nueva dimensión cuya literalidad es tan clara como evocadora.

Los mosaicos bizantinos y venecianos de la catedral de Monreale, en Sicilia, inspiran toda una serie de estampados –trampantojos, más bien– que cubren de oro y pigmentos naturales las prendas, convirtiéndolas casi en frescos robados del interior del templo. La plegaria de Dolce & Gabbana tiene una destinataria clara: Santa Ágata, patrona de Catania, quien inspira toda la parte de los accesorios, desde las coronas marianas, hasta los bolsos cubiertos de imágenes religiosas pasando por un bustier rígido cuajado de piedras. La devoción y la estética fundidas en un mismo concepto creativo.

Los paralelismos entre el mosaico y la costura son claros: ambas son labores tradicionalmente realizadas a mano, con paciencia y mimo, que tratan de hacer encajar las piezas como un puzzle perfecto y con vocación de eternidad.

Junto al dorado, que ha servido de hilo conductor de toda la colección, encontramos dramáticos looks en encaje y organza de color negro y rojo, además de una serie de vestidos de lana de espiga y cuadros bicolor. El vestidor de una perfecta beata siciliana de la mañana a la noche.


La música de Nino Rota para las películas de Federico Fellini han servido de catalizador para este viaje, más que nunca espiritual, propuesto por la pareja de diseñadores italianos.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.